Avión de Emiratos voló 14 horas con un gran agujero …
La ciudad china de Xi'an impone restricciones por óm…
Una mujer asesinada y un hombre herido tras ataque e…
Nuevas dimisiones afectan al primer ministro de Reino Unido
Súper Bigote, personaje animado de Nicolás Maduro pa…
Luis Pachala presenta renuncia a la Secretaría de Pu…
Un herido en siniestro de tránsito en la vía Alóag- …
Rusia denuncia campaña de ciberataques sin precedent…

No hay una versión oficial sobre incendio en el Centro de Adolescentes Infractores

Esta mañana, la situación en los exteriores del Centro de Internamiento Masculino de Adolescentes era de absoluta calma y normalidad.

Allí, en las calles Gómez Rendón y Lizardo García, sur de Guayaquil, anoche se produjo un incendio, cerca de las 20:00.

Personal del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil concurrió al sitio a prestar su contingente. Con extintores se logró apagar el fuego que se originó en camas de madera y colchones de uno de los pabellones.

Al lugar se movilizaron tres ambulancias de la entidad bomberil que reportó que en el incidente doce menores de edad que se encontraban aislados en el sitio resultaron heridos. Dos fueron trasladados al hospital Guayaquil y diez fueron atendidos en las dependencias de la Dirección Nacional para el Niño y el Adolescente en Ecuador (Dinapen).

El hecho fue reportado a la central de emergencia 112, según la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG).

Pero las causas del incendio aún no han sido informadas. Se presume que se inició tras una gresca entre menores aislados.

Esta mañana personal del centro de menores infractores y de la Policía Nacional consultados por este medio expresaron que no podían dar declaraciones. Actitud similar a la de la fiscal a cargo del caso, Rocío Córdova, quien indicó que necesitaba de un permiso del Ministro Fiscal para hablar del hecho.

En tanto, casi de manera simultánea, en el centro de la ciudad, otro incendio se reportó anoche. Fue en una casa de construcción mixta de dos pisos, ubicada en la calle Loja y José Matheu y Aranda, de donde salía humo por el tumbado.

Los gritos de “incendio, incendio” llamaron la atención de los vecinos. En la vivienda habitan seis personas. Dos jóvenes bajaron a su abuela y las mascotas de la planta alta. Luego llamaron a los bomberos.

El Cuerpo de Bomberos registró el siniestro como de peligrosidad alta. No hubo heridos en este suceso, pero demoraron 20 minutos en sofocar las llamas. Cuatro carros de la casaca roja participaron en la operación.