Portoviejo avanza en la vacunación de las segundas d…
En Huaquillas levantan paro; Gobierno Nacional evalu…
¿Se puede restringir actividades con el pasaporte de…
¿Qué cambia en Educación con el Decreto Ejecutivo 145?
El mundo supera los 200 millones de casos de covid-1…
Primera sentencia con pena de prisión por envenenami…
Universidades volverán a ofertar posgrados autofinan…
Defensora del Pueblo subrogante, Zaida Rovira, cumpl…

Fiscalía: Mientras estuvo presa, María Sol Larrea recibió un salario mensual de USD 5 600 de tres empresas

María Sol Larrea en la sala de audiencias en el  Complejo Judicial Norte, en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

María Sol Larrea en la sala de audiencias en el Complejo Judicial Norte, en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

María Sol Larrea en la sala de audiencias en el Complejo Judicial Norte, en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La exfuncionaria del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), María Sol Larrea, se encuentra en la sala de audiencias 405, del Complejo Judicial Norte, en Quito.

Desde las 08:45 de este lunes 2 de diciembre del 2019 se realiza la audiencia de formulación de cargos por supuesto lavado de activos en contra de la exfuncionaria, su esposo, Marcelo Espín; su cuñado, Carlos Espín; y seis empresas vinculadas a la pareja, cuyo giro de negocio son los servicios médicos.

La exfuncionaria del IESS se encuentra en la audiencia formulación de cargos por supuesto lavado de activos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El fiscal Mario Andrés Muñoz, de la Unidad Antilavado, indicó al juez que las empresas de Larrea y su esposo mantuvieron contratos con el IESS por USD 35 millones cuando ella era funcionaria.

También señaló que después del 2018, luego de que la pareja fuera sentencia por enriquecimiento ilícito y enriquecimiento privado no justificado, ellos disolvieron su sociedad conyugal y traspasaron bienes y acciones de empresas a nombre de sus hijos y cuñado.

Desde agosto del 2017 hasta el viernes pasado, mientras Larrea se encontraba presa, recibió un salario mensual de USD 5 600 provenientes de tres empresas.

En estos momentos, el fiscal continúa con la presentación de las evidencias en contra de los sospechosos.