Maduro evaluará el futuro del diálogo con la oposici…
Biden pide que bloquee ley contra el aborto de Texas
Lasso decreta el estado de excepción para combatir l…
Seis años de prisión a un abogado por amenzar en Twitter
CorteIDH condena a Colombia por el secuestro y viola…
Policía investiga envío de material explosivo hallad…
Testimonio de una víctima: ‘Si nos culpan cuan…
Presidente Lasso recibirá en audiencia al Secretario…

Más de tres horas duró la manifestación #TodasSomosMartha contra la violencia a las mujeres, en Quito

“Ni una menos, vivas nos queremos” fue una de las principales consignas que fue coreada por mujeres, hombres y niños de todas las edades que llegaron a esta manifestación. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

“Ni una menos, vivas nos queremos” fue una de las principales consignas que fue coreada por mujeres, hombres y niños de todas las edades que llegaron a esta manifestación. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

“Ni una menos, vivas nos queremos” fue una de las principales consignas que fue coreada por mujeres, hombres y niños de todas las edades que llegaron a esta manifestación de este domingo 20 de enero del 2019. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Profundamente contesternada. Así se sentía Amparo Guayasamín, quien acudió la tarde de este domingo 20 de enero del 2019, a la marcha contra la violencia de género que se inició cerca de las 15:00.

Las primeras personas en llegar a esta convocatoria casi coparon por completo la Tribuna de la avenida De los Shyris, en el centro norte de Quito.
“Vine con mis hijas y mi nieta. Realmente es algo monstruoso lo que está pasando en el país. Ya no deberían esperar a que sean más víctimas”, decía Guayasamín sin poder contener las lágrimas y sin perder de vista a sus familiares.

Ella y los demás asistentes se unieron al pedido de evitar más ataques violentos contra las mujeres en el país. El plantón fue organizado por colectivos que velan por el cumplimiento de los derechos las mujeres, motivados principalmente por los últimos hechos violentos en Quito e Ibarra.

Ana Ponce, de 41 años, también se sumó a este plantón que se convirtió en una marcha que rodeó por completo el parque de La Carolina. “No es posible que salgamos a algún lado y no sepamos si vamos o no a regresar. Yo tengo mucho temor cuando mi hija se va la universidad”, decía mientras sostenía un cartel en el que pedía no más muertes violentas.

“Ni una menos, vivas nos queremos” fue una de las principales consignas que fue coreada por mujeres, hombres y niños de todas las edades que llegaron a esta manifestación.


“Señor, señora no sea indiferente, se mata las mujeres en la cara de la gente”
fue el grito con el que varios asistentes motivaban a los demás transeúntes y conductores a unirse a este grito. Algunos los acompañaron con sus bocinas o con levantando los puños a través de las ventanas abiertas de los vehículos.

A las 17:00 la manifestación provocó el cierre total de la circulación vehicular desde la avenida Naciones Unidas hasta la av República. A las 18:00, el grupo se alejó del resguardo policial que lideraba la marcha -confirmado en su mayoría por mujeres policías– y se dirigió por la NN.UU., hasta la avenida 6 de Diciembre.

Magy Guevara se unió a este encuentro acompañada de su madre y un grupo de amigas. “Lo hago porque soy mujer, soy hija, soy tía y madre. Y también por los varones porque ellos también corren peligro”.

“Es una lucha integral. A mí me motivó el pedido por una justicia porque no es posible que sigan matando y violando a las mujeres”, dijo Edison Quisiguiña, de 34 años, quien también asistió a la manifestación en compañía de sus amigos.

En los carteles se colocaron nombres como el de Priscila, Emilia, Diana Carolina y Martha, la mujer de 35 años que fue víctima de un ataque sexual en grupo en un bar del centro norte de Quito.

Suplementos digitales