Corrupción afecta a la atención de pacientes en seis…
La carrera por la Alcaldía va a paso lento en Quito
Interpol asegura que Sebastián Yunda se encuentra en Bolivia
La escasez de ‘chips’ afecta la oferta de TV, vehíc…
Metro de Quito: solo la obra física avanza
Desfile militar de Chile homenajea a quienes han …
Presidente Lasso ya está en Nueva York para la Asamb…
Asamblea defiende contrato de USD 100 000 para logís…

Madre e hija fueron asesinadas en urbanización privada de Samborondón

La Policía investiga el caso de un asesinato de dos mujeres, en una urbanización en Samborondón. Foto: Imagen referencial. Archivo/ EL COMERCIO

La Policía investiga el caso de un asesinato de dos mujeres, en una urbanización en Samborondón. Foto: Imagen referencial. Archivo/ EL COMERCIO

La Policía investiga el caso de un asesinato de dos mujeres, en una urbanización en Samborondón. Foto: Imagen referencial. Archivo/ EL COMERCIO

Un doble crimen se cometió a las 02:00 de este miércoles 26 de septiembre del 2018, en una urbanización privada en la vía a Samborondón. Se trató de una madre e hija que aparecieron maniatadas y asesinadas dentro de su vivienda.

La progenitora, de 68 años, vivía sola con sus dos hijas, de 26 y 30. Una de ellas sobrevivió y fue quien pidió ayuda y alertó a las autoridades aproximadamente a las 06:30 de este miércoles.

El mayor Francisco Hernández, jefe zonal de la Dinased, confirmó que las víctimas estaban atadas y amordazadas. Detalló que en el inmueble estaba desordenado por lo que se maneja la hipótesis de un posible un robo.

Sin embargo, Hernández puntualizó que durante el levantamiento de indicios, encontraron otras evidencias que abrirían otra línea de investigación que manejarán con reserva.

La vivienda donde ocurrió el hecho colinda con el patio de una unidad educativa. Un vecino, que mantuvo su nombre en reserva, comentó que los atacantes podrían haber entrado por ese sitio. Según el morador, en las cámaras de seguridad se visualizó a cuatro hombres que ingresaron al inmueble.

Hernández puntualizó que a simple vista aún no se ha podido determinar una muerte violenta. Los cadáveres no registran cortaduras ni signos de violencia. Se sospecha de una asfixia por estrangulamiento, indicó Hernández, pero esto será confirmado por un médico legista.

Según el jefe policial, no se ha determinado un monto de robo. “La casa estaba revuelta como si buscaban algo, pero habrá que determinar qué”, comentó.

Hernández confirmó que existen sospechosos. Puntualizó que a simple vista las puertas no fueron forzadas. Actualmente, agentes investigan el caso.

La sobreviviente, de 30 años, está en shock, sufrió un golpe fuerte en la cabeza, según Hernández. 

Suplementos digitales