9 de August de 2011 00:01

Judiciales trabajan con gran tensión

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La tensión se siente en los juzgados penales de Pichincha. La atención es normal pero la incertidumbre por una posible separación de sus funciones no permite que algunos colaboradores trabajen libremente.

En esas salas, tres jueces y un ayudante fueron separados de la Función Judicial la semana pasada. El Consejo de la Judicatura Transitorio (CJT) resolvió dejar sin efecto 91 nombramientos provisionales y cancelar 71 contratos de este año.

Aunque los funcionarios de los juzgados intentan trabajar con normalidad, los constantes rumores de posibles salidas los limitan. Ayer, un trabajador del Juzgado X de lo Penal dijo que el cesamiento de funciones a algunos jueces se notificaron verbalmente, pese a que eso debe hacerse mediante un escrito. “Para una jueza no hubo un aviso escrito. Vino una persona de Recursos Humanos para decirle que era su último día y que muchas gracias”.

Rita Bravo, jueza de esa sala, trabajaba un año con nombramiento provisional y según la disposición del CJT, emitida el pasado 3 de agosto, se dejaría sin efecto los nombramientos de este tipo y además de quienes hayan ingresado con nuevos contratos. “A muchos se nos renueva el contrato año a año, es por eso que nadie sabe si en cualquier momento nos va a llegar un aviso o alguien vendrá a decirnos que trabajaremos hasta mañana”, dijo el funcionario.

La resolución tomada por el pleno de la CJT determina que se dará fin a un contrato automáticamente y sin aviso solemne o formal, en la fecha que finaliza o antes, por incumplir uno o varios de los 11 puntos que establece este requisito. Entre ellos se encuentra la falta a alguna norma dispuesta en la Ley o en el Código Orgánico de la Función Judicial o la deficiencia del servicio .

En Pichincha, 41 funcionarios fueron apartados de la Función Judicial. Isabel Ulloa, presidenta de la Corte Provincial y directora de la Judicatura en esta provincia, dijo que si bien estas decisiones son de carácter administrativo, de cierta manera afectan al trabajo normal de los juzgados.

Es por eso que Ulloa propuso una designación temporal de jueces en los juzgados en donde hubo cesamiento, para que se nombre a otros profesionales que resuelvan causas y estas no se acumulen más.

Entre los funcionarios separados están jueces de la Corte Provincial, de Primer Nivel, y ayudantes judiciales.

Ulloa indicó que por la urgencia del asunto, el departamento de Recursos Humanos de la Judicatura Provincial sorteó de su banco de datos a jueces y ayudantes, para que otros profesionales ayuden con las resoluciones de las causas provisionalmente. “Existe una base de datos con judiciales calificados para esos puestos. Por lo que se realizó un sorteo el viernes y hoy (ayer) y se les notificó, vía correo electrónico o telefónicamente, para que asuman de inmediato esos cargos”.

Uno de ellos fue Luis L. Él asumió el cargo de juez temporal del Juzgado IX de lo Penal de Pichincha la mañana de ayer, en reemplazo de Gustavo Brito, quien trabajaba en ese Tribunal un mes y quince días. Una notificación telefónica le llegó a Carmen Baño para asumir el Juzgado X de lo Penal. La funcionaria se encontraba en Ambato y se incorporó ayer en la tarde para realizar dos audiencias pendientes.

En dos días de no tener jueces se rezagaron aproximadamente 90 causas en cada uno de estos juzgados, y se suspendieron entre tres y seis audiencias.

Todo será hasta que el Consejo de la Judicatura Transitorio realice el llamamiento para el concurso de merecimientos y poder llenar esas vacantes. Sin embargo, no lo harán hasta después de la presentación del plan de reestructuración, que se efectúa hoy a las 10:00 en el Itchimbía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)