3 de August de 2012 00:04

Inteligencia rastreó a C. Fernández

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Policía nunca dejó de seguir al ex gobernador de Manabí, César Fernández. Inteligencia de la Policía le seguía los pasos desde que salió de prisión, en mayo del 2010.

El ex Gobernador de Manabí fue detenido en el 2003, en Portoviejo, dentro de la operación antinarcóticos denominada Aniversario. Esto llevó al decomiso de 450 kilos de clorhidrato de cocaína en una avioneta de bandera mexicana. Al empresario manabita se lo vinculó con una red relacionada con el cartel de Sinaloa.

Ayer, un agente encubierto de Antinarcóticos del Guayas contó que la actitud de Fernández era por “demás sospechosa”. Y aseguró: “Nunca se lo podía ubicar, viajaba todo el tiempo entre Quito, Guayaquil y Portoviejo”.

Según este agente, a Fernández se lo investigó con más detenimiento desde hace un año.

“Siempre estuvo en investigación por parte de las unidades de Inteligencia, desde que salió libre. Pero el último año se lo investigó con más detalle”, indicó.

El ex Gobernador fue detenido la tarde del miércoles en una oficina de un exclusivo sector del norte de Guayaquil. Allí, según la Policía, mantenía una reunión con Francisco J., identificado como agente afianzador de Aduanas, y vinculado con una banda delictiva que supuestamente preparaba envíos de droga por el Puerto Marítimo de Guayaquil.

Según las investigación, la banda habría operado camuflando el alcaloide en productos de exportación dentro de contenedores.

El Ministerio del Interior, José Serrano, señaló que el arresto de Fernández es considerado como una “gran golpe al narcotráfico”.

Por ello, la mañana de ayer se armó todo un aparataje en las instalaciones del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), en la periferia de Guayaquil. La idea era explicar los detalles del operativo. Hasta el lugar llegó Serrano en helicóptero, desde Manta. La rueda de prensa, que debía darse a las 11:30, se retrasó una hora, por un atraso del Ministro.

Afuera, en el parqueadero del GIR, los agentes ubicaban los 100 paquetes de droga que decomisaron en el operativo, bautizado como Jaque Mate. La droga (115 kilos de cocaína) se halló dentro de una vivienda en un conjunto residencial privado ubicado al norte de la urbe.

“Estamos hablando de la desarticulación de la principal banda que estaba operando a través del Puerto Marítimo de Guayaquil”, reiteró Serrano, acompañado del director general Antinarcóticos, Juan Carlos Barragán.

Según la Policía, el ex Gobernador sería el líder de la banda delictiva que hacía los envíos, y de la que hasta ayer hubo 11 detenidos, entre ellos dos foráneos.

“La vinculación de Fernández es por su participación en reuniones con personas involucradas (en los envíos)”, dijo Barragán.

Fernández y el resto de detenidos permanecieron hasta la tarde en las instalaciones del GIR. Luego, aproximadamente a las 16:30, fueron trasladados en un bus hasta el Cuartel Modelo de la Policía, en el norte de la ciudad. Allí permanecieron hasta que fueron conducidos a la sala de audiencia donde desde las 17:30 se realizó la formulación de cargos.

El ex Gobernador fue escoltado, sin esposas, por dos agentes del GIR. Vestía pantalón y chaqueta negros, y sujetaba entre sus manos, inquieto, un pequeño sobre manila.

La audiencia se ejecutó en un espacio cerrado, sin que estén las cámaras de televisión. Afuera, un grupo de personas, identificadas como familiares de los detenidos, amenazaban a los fotógrafos.

Barragán consideró que la banda estaría vinculada con envíos anteriores de droga hacia Europa y hacia Estados Unidos, desde el Puerto Marítimo de Guayaquil. Esto, bajo el mismo sistema de ‘contaminar’ contenedores.

Tres bienes fueron devueltos

Luego de que el 3 de mayo del 2010, el ex gobernador César Fernández  recuperara su libertad,   los tres  bienes incautados fueron devueltos a sus familiares.

El director del Consejo Nacional de Estupefacientes y Psicotrópicos (Consep) regional Manabí, Carlos Suárez, dijo que  un hangar al interior del aeropuerto Reales Tamarindos, una empacadora y un departamento en un edificio de condominios, en Manta,  regresaron  a sus familiares.
“Ninguno de los bienes incautados   (en el caso Aniversario del 2003) al parecer estaban a nombre de Fernández. Por eso fueron devueltos”, explicó Suárez.

En ese operativo también fue incautado un avión tipo Jet. Ese bien forma parte de los activos del Estado. Suárez no especificó dónde se hallaba este momento.

La casa  de Portoviejo, en donde se hospedaba cuando llegaba  de   Guayaquil, está rodeado de vegetación. Tres vehículos modernos están al pie de la casona. Allí no hay resguardo policial, se nota  poco movimiento de personas. Solo un empleado lava los autos.

En  la empacadora de la vía Portoviejo-Manta, en donde en  el 2003 fue detenido el ex  Gobernador, existen varios vehículos. Sus hierros están oxidados.

En una entrevista del 12 de mayo del 2010, Fernández dijo a El Diario de Manabí que no ha cambiado. “Conservo las ganas de seguir sirviendo a la gente. Sé que he cometido mis errores, pero así mismo sé que tengo virtudes”.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)