Arosemena prevé ordenar las cuentas públicas con vis…
Continuidad del frente político ayuda a sostener el diálogo
Fortalecimiento policial aún está en oferta
Expertos dan cinco claves para una reactivación efec…
Científicos estudian la enfermedad de chagas en Calvas, Loja
Los estudiantes ecuatorianos reclaman atención a tod…
Nuevo ministro de Finanzas Pablo Arosemena mantuvo p…
Nebot propone que Ecuador se convierta en una Repúbl…

En Ibarra se dio un intento de fuga en el Centro de Adolescentes en Conflicto con la Ley

Dos internos del  Centro de Adolescentes en Conflicto con la Ley (CAIL) de Ibarra, lograron saltar las paredes de la institución socio-educativa hoy, 7 de abril del 2014, pero fueron capturados por la Policía.

A las 07:45 se dio la alerta sobre el intento de fuga. Inmediatamente se movilizaron unos 50 miembros de la Policía, inspectores del CAIL y guías que laboran en esa dependencia. Luego de realizar el rastreo durante una hora se encontró a los dos implicados en la evasión. Los jóvenes estaban escondidos en unas lomas aledañas al CAIL.

De acuerdo a los registros de la Policía,  los dos internos tienen 17 añosy están purgando penas por robo. El primero de los adolescentes fue trasladado desde Sucumbíos y el otro desde Riobamba. En el CAIL nadie quiso dar información, pues el tema se maneja con hermetismo.

Esta es el segundo intento de fuga en lo que va de este año. El CAIL está ubicado en el sector de Azaya, al norte de la ciudad. Extraoficialmente se conoció que ahí  están internados aproximadamente 35 adolescentes que provienen de Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos, Napo, Imbabura y Colombia. Solo en Ibarra y Esmeraldas tienen CAIL a nivel de las provincias fronterizas, en esos lugares son internados los adolescentes infractores de la región.

El Centro de Adolescentes en Conflicto con la Ley, que se extiende en un predio de aproximadamente 10 000 m2,  está rodeado por muros de tres y cuatro metros de alto. Según un uniformado, los dos muchachos aprovecharon un descuido para trepar por una de las paredes y saltar a un terreno vecino.

Desde el mes anterior, las autoridades realizan trabajos con el fin de mejorar el inmueble y evitar nuevos intentos de fugas.