25 de January de 2012 00:01

Un hombre es arrastrado tras hallazgo del vehículo de un taxista asesinado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El hombre fue arrastrado por la calle unos 500 metros, desde la puerta de una vivienda en El Beaterio (suroriente de Quito). Una turba intentó lincharlo. Lo acusaron de esconder en la casa un taxi desaparecido la noche del viernes.

El propietario de ese vehículo, Raúl Ch., de 20 años, fue hallado muerto el sábado, a las 15:00, en el barrio Argelia Media (suroriente). El rastreador satelital conectado al automotor permitió ubicarlo el lunes en El Beaterio. Ayer, la Policía hizo el allanamiento.

“La última vez que lo vimos fue a las 23:00 del viernes, cuando lo llamaron para una carrera. A la medianoche perdimos su señal y la tarde del sábado encontraron a nuestro compañero muerto”, narraba ayer uno de los directivos de la cooperativa de taxis en la cual trabajaba la víctima.

Según la Policía, Raúl Ch. falleció por asfixia; tenía la señal de una cuerda en el cuello. Los dirigentes de la cooperativa pusieron la denuncia ante las autoridades y la mañana de ayer acudieron al sitio donde había sido hallado el automotor. Mientras esperaban que llegaran los fiscales y policías para el allanamiento, vecinos del sector, tras conocer el crimen, ingresaron de forma violenta a la casa donde estaba el auto y agredieron al hombre que estaba allí.

Una turba furiosa sacó al sospechoso a golpes de la vivienda y lo arrastró. “Estamos cansados por la inseguridad, hagamos justicia por mano propia”, decían. Los cuatro policías que llegaron hasta el lugar no pudieron contener a los manifestantes.

Moradores de la zona incluso propusieron quemar el retenido; tras inculparlo por el posible robo del automóvil. Entre gritos, rociaron gasolina en el cuerpo del sospechoso, quien estaba aturdido.

40 policías del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), de la Dirección de Tránsito, del Grupo Operativo Motorizado (GOM) y cadetes de la Escuela Superior de Policía que realizaban prácticas llegaron hasta el barrio y lograron, en medio del forcejeo, rescatar al inculpado. Los moradores se enfrentaron con los uniformados con piedras, palos, etc. Les reclamaban por “salvar” al retenido.

El roce no dejó heridos de consideración. Agentes y moradores tenían contusiones en el rostro, torso, brazos y manos (moretones, raspones, etc.).

Los directivos de la compañía de taxis en la que trabajaba la víctima denunciaron que en menos de un mes han fallecido dos conductores que pertenecían a la empresa. El primer crimen ocurrió el 31 de diciembre. El cadáver del taxista Darwin A., de 24 años, fue hallado en Calderón (norte de Quito), a las 20:00.

La víctima, según la Policía, fue asfixiada y maniatada con cinta de embalaje en los brazos y la cara. Los familiares del fallecido manifestaron que el conductor murió tras salir a trabajar en su vehículo. “El taxi fue encontrado en El Quinche junto a un local de comidas”, dice un deudo.

Desde finales de diciembre hasta ayer, tres taxistas fueron asesinados en Quito. La tercera víctima, que no pertenecía a la empresa, murió de forma el 27 de diciembre. El cadáver de Víctor G., de 49 años, fue hallado en Guayllabamba (nororiente de Quito), afuera de su vehículo (su taxi era un automóvil color blanco).

Según la Policía, el hombre fue encontrado, a las 20:00, por otro taxista que circulaba por la antigua vía a la parroquia de El Quinche (sector Bellos Horizontes). El cadáver estaba sobre la vía, con heridas profundas. Recibió 21 puñaladas. “El hombre forcejeó antes de que lo asesinaran con arma blanca. Incluso tenía cortes en las manos”, dijo un agente.

Un familiar del fallecido relató que trabajaba como taxista ejecutivo en una cooperativa de El Quinche, al nororiente de Quito. Agregó que a las 18:00 de ese día, Víctor G. recibió una llamada, le solicitaban una carrera.

Los casos en provincias

22 de enero del 2011.  En Manta, el taxista Miguel R., de 22 años, fue asesinado con  cuatro  disparos de arma de fuego en el barrio San Agustín. El  crimen  ocurrió cuando la víctima salió de su casa luego de almorzar.

Mayo del 2011.  Un conductor de 61 años fue asesinado de  21 puñaladas en Pasaje (El Oro). Un hombre  halló el cadáver de la víctima en unos matorrales, en la vía que conduce a   Palenque. Al  taxista  le robaron el celular, la radio del auto, el reloj y dinero.
 
Julio del 2011.  La Unión Provincial de Taxis de Esmeraldas aseguró que al menos ocho  taxistas habían sido asesinados en la primera mitad del año. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)