México: Hallan a 28 migrantes hacinados en una ambulancia
Alcantarillado sanitario y pluvial es deficiente en …
Mantra retratos para la contemplación
Inseminación casera, una opción de las parejas homop…
Cuerpo de bebé hallado en cárcel fue robado de un cementerio
Un hombre que cenaba en un restaurante de Guayaquil …
Gabriel Boric: ‘Venezuela es una experiencia q…
COE Metropolitano decidirá sobre cambio de alerta en Quito

Historial clínico de Jorge Glas señala que padece cuatro dolencias

La salud del exvicepresidente Jorge Glas es uno de los factores que se han analizado judicialmente para una posible liberación. Foto: Archivo EL COMERCIO

La salud del exvicepresidente Jorge Glas es uno de los factores que se han analizado judicialmente para una posible liberación.  

En los cuatro años, que lleva en prisión, su equipo de abogados ha presentado al menos en tres ocasiones observaciones por su débil condición médica.  

En las peticiones judiciales, que reposan en el archivo de la Judicatura, se señala que el exsegundo Mandatario padece de cuatro dolencias. En la lista de enfermedades están ansiedad, hipertensión, gastritis y principios de artritis.  

De allí que el pasado jueves, un grupo de familiares y amigos del exmandatario acudieron a los exteriores de la cárcel de Cotopaxi para pedir su liberación.  

Los allegados señalaron que el exfuncionario padece diferentes dolencias que han empeorado con los años y las condiciones de vida que tiene dentro de la cárcel. 

Este plantón coincide justo con una solicitud de la unificación de penas de Glas para obtener su prelibertad

Los abogados del exfuncionario solicitaron que se unifiquen las condenas de seis años, por asociación ilícita, con la pena de ocho años por cohecho del caso Sobornos.  

La idea es que, con la unificación de sentencias, el exsegundo Mandatario solo cumpla la más alta.  

Sin embargo, esta petición ya fue rechazada por un juez debido a que existe un tercer proceso abierto por peculado.  

Actualmente, Glas está detenido en la cárcel de Cotopaxi y este mes cumplió cuatro años y dos meses en prisión. 

Funcionarios de ese centro carcelario manifiestan que el exvicepresidente está bajo constante monitoreo de su salud.  

Además, se confirmó que tiene acceso a múltiples medicamentos. De allí que en los últimos años se ha rechazado judicialmente los pedidos de liberación por su salud.  

Suplementos digitales