Lasso entregará la Ley Creando Oportunidades a la As…
Juez rechaza pedido para beneficiar a Esteban Celi, …
Universidad Andina exige al CES la reposición de rec…
Policías evitaron que un hombre se arroje de un puen…
Guadalupe Llori calificó como ‘mentiras infame…
Guía penitenciaria es detenida con bultos de droga en Guayas
Banda delictiva arremetió con más de 40 disparos a p…
Rastreo de covid-19 se amplió en distrito de Los Río…

El Gobierno removió al Director de la Penitenciaría del Litoral

La revuelta que se registró en la Penintenciaría del Litoral dejó seis muertos. Familiares de los privados de libertad permanecen en los exteriores del centro de rehabilitación. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

La revuelta que se registró en la Penintenciaría del Litoral dejó seis muertos. Familiares de los privados de libertad permanecen en los exteriores del centro de rehabilitación. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El director de la Penitenciaría del Litoral fue removido la noche de este 30 de mayo del 2019, tras la balacera que dejó seis muertos en el interior del centro carcelario. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

El Gobierno Nacional removió de su cargo de director de la Penitenciaría del Litoral Alfredo Muñoz. La Secretaría de Comunicación (Secom) confirmó la medida la noche de este jueves 30 de mayo del 2019.

La decisión se la tomó luego de que se registrara una balacera entre internos que causó seis muertes. Uno de ellos, incluso, fue incinerado.

“Como parte del proceso urgente de intervención y control en el sistema de rehabilitación social del país, se tomó la decisión de remover al director de ese centro de rehabilitación social (Penitenciaría)”. En su lugar se nombró a Héctor Reyna Vivar.

“El Gobierno se solidariza con los familiares de las víctimas, procede a determinar las circunstancias y responsables de la violencia, y reafirma su determinación de impedir que el crimen organizado actúe en las cárceles del país”, reza el comunicado.

En la tarde, Muñoz informó que el hecho había dejado seis muertos. De ellos, cinco fueron identificados y uno -que fue incinerado- está en calidad de NN.

Relató que un interno del pabellón 2 atacó a otro del 5. Esto generó una trifulca “a balazos” que terminó en un amotinamiento. “Los fallecidos eran de distintos pabellones, tres de ellos de mínima peligrosidad“.

También los guías fueron atacados. Según Muñoz, este problema fue originado por confrontaciones entre bandas y no tiene vinculación con las fugas ocurridas esta semana.

“Simplemente son venganzas internas por problemas que pasan afuera”, afirmó.

Suplementos digitales