7 de October de 2011 00:01

FF.AA. intensifican el control de armas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El cadáver quedó cerca a la puerta del bus y allí permaneció hasta que agentes de Criminalística llegaran a la avenida Maldonado y Joaquín Gutiérrez (sur de Quito). El joven fue asesinado la tarde del martes con seis tiros.

Los niveles de violencia hacen mella en el Régimen. Ayer, el ministro de Seguridad, Homero Arellano, se refirió a Quito como la “otrora pacífica ciudad”. “Con repudio hemos visto crímenes violentos”, dijo al anunciar que 10 equipos militares se sumarían al control de armas en la capital.

Un informe del Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana (OMSC) revela que, de enero a agosto de este año, el 33% de homicidios fue causado con armas de fuego en Quito. En ese período, en Quito se presentaron 155 homicidios.

Tras un operativo, los policías detuvieron a cuatro sospechosos del asesinato del martes y los agentes dijeron que uno de ellos tenía un revólver de 38 mm.

¿Quién controla las armas en el país? Históricamente, los responsables fueron los militares. El 30 de junio del 2009 los ministerios de Gobierno y de Defensa dispusieron que esa tarea fuera efectuada por la Policía. Pero el 28 de abril último, el Ejecutivo, a través del Decreto 749, derogó el Acuerdo Interministerial 001 suscrito por las dos carteras de Estado y el control del armamento en Ecuador volvió a ser competencia de las FF.AA.

En dos años de trabajo, la Policía apenas logró el registro del 20% del armamento que antes de junio del 2009 constaba en los registros de las FF.AA. “El control se está realizando en confluencia con la Policía”, sostuvo ayer el ministro de Defensa, Javier Ponce.

Pero a la presentación de las nuevas operaciones no llegó el Comandante de Policía. Solo concurrió el general Víctor Hugo Gangotena, director de Tránsito y Seguridad Vial, quien aclaró que había ido al acto como delegado del comandante, Patricio Franco.

¿Se sienten desplazados por los soldados, que ahora patrullan en las calles? “No lo vemos en ese sentido; debemos luchar todos por la seguridad”, respondió Gangotena. Y advirtió que si los comandantes no estuvieron allí fue porque en Ambato mantenían reuniones sobre seguridad.

Desde que las FF.AA. salieron a las calles se han registrado cuestionamientos. La Constitución de Ecuador establece que el mantenimiento del orden público es responsabilidad de la Policía.

En la Ley de Seguridad Pública se indica que solo en estados de excepción las Fuerzas Armadas podrán apoyar a la Policía. En la Asamblea reposa una reforma a esa Ley, para que los militares puedan participar en el control de seguridad ciudadana.

En el Decreto 749, mediante el cual se ordena el paso del control de armamento de la Policía a FF.AA., se dispone que a escala nacional se mantenga la prohibición de porte de armas civil.

Esta medida busca “precautelar y coadyuvar al mantenimiento de la seguridad”. Solo se permite el porte de aquel armamento que esté avalado por la ley.

“Tienen que portar solo aquellos que están autorizados para ello. Muchas veces, el portar un armas significa atraer la delincuencia”, aseveró Arellano.

En los últimos 15 días, en Quito se reportaron crímenes con tintes de sicariato y asaltos violentos a locales con clientes. El 23 de septiembre la muerte de José V., cliente de un banco, impactó a la sociedad. Él fue alcanzado por una bala en la cabeza, cuando intentaba proteger a su hijo, durante el asalto a una entidad financiera que terminó en tiroteo en la av. América, norte. Según la Policía, tres personas intentaron robar la agencia y abrieron fuego.

El teniente coronel Jorge Merino, comandante del Grupo Operacional de Ejército 4.6 Quito, revela que en este momento en la capital hay 600 soldados destinados a la seguridad ciudadana. Las FF.AA. planifican destinar 3 000 hombres hasta el 2012.

El oficial habla de capturas realizadas por militares. ¿Los militares están facultados legalmente para aquello? “Son capturas flagrantes. Detenemos en el momento en que están con las evidencia y entregamos de inmediato a la Policía con un acta y firma del médico para que todo quede legalizado”. Para la vigilancia de armas, los militares recibieron 10 vehículos con GPS.

“Ya habrá voces que digan que las FF.AA. no deben estar en estas tareas. Hay mentes que no quieren actualizarse, que no quieren construir una paz y no ven lo necesario que son las FF.AA. en la lucha contra bandas criminales que no solo podemos dejar a la Policía”, sostuvo Arellano.

El funcionario anunció que previo a las operaciones para el control de armas se realizarán tareas de Inteligencia militar en Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)