La construcción se reactiva con incentivos y exonera…
Sobre dos ruedas recorren Quito en la noche
3 158 nuevas becas para la Universidad están en riesgo
Nexos con paraísos fiscales persiguen a tres gobernantes
La informalidad persigue al 70% de jóvenes del Ecuador
Maduro habló con un caballo sobre el legado de Hugo Chávez
Concejo de Quito aprobó el plan de seguridad ciudadana
Caso Isspol: Justicia de EE.UU. pide confiscar biene…

Un hombre fallecido era llevado como pasajero de Guayaquil a Cerecita, en el contexto del covid-19 en Ecuador

La escena se recoge en videos, grabados en la carretera la tarde del jueves 9 de abril de 2020 y ha circulado en las últimas horas en redes sociales.

La escena se recoge en videos, grabados en la carretera la tarde del jueves 9 de abril de 2020 y ha circulado en las últimas horas en redes sociales.

Un militar pide al conductor de un vehículo Trooper que se detenga a un costado de la carretera Guayaquil-Cerecita, en la vía a la Costa, como parte de los controles de restricción de movilidad en Ecuador por la emergencia sanitaria ante el covid-19.

El uniformado se acerca para cerciorarse del estado de los cinco ocupantes y se detiene a preguntar por un hombre en el asiento de atrás.

Uno de los pasajeros dice: “Está dormido”. El militar les insiste: “Despiértelo, por favor”. Los ocupantes mencionan que van a Cerecita, un cacerío cercano al Puerto Principal.

Pero no obedecen la disposición, por lo que el agente solicita a todos los viajeros que se bajen del carro. El hombre, que aparentemente está dormido, lleva una mascarilla como el resto de los cuatro ocupantes del vehículo: en total, en el antiguo vehículo viajan cuatro hombres y una mujer.

Entonces, uno de los ocupantes reconoce que el hombre acababa de fallecer. Su cuerpo muestra flacidez y queda solo en el jeep, con la cabeza baja, cuando el resto desciende del automotor.

La escena se recoge en videos, grabados en la carretera la tarde del jueves 9 de abril de 2020 y ha circulado en las últimas horas en redes sociales.

EL COMERCIO

Este Diario confirmó la veracidad del hecho con fuentes militares. Tras la interceptación del vehículo en el control por el estado de excepción que rige en Ecuador, la Policía Nacional se hizo cargo del proceso.

La intención de la familia era trasladar al hombre para sepultarlo en otra localidad, porque en Guayaquil los sistemas exequiales y los cementerios están desbordados, con centenares de fallecidos.

En los exteriores de los camposantos se mantienen las largas filas de vehículos con ataúdes.

En el documento de defunción que llevaba la familia consta que el hombre, de 61 años, falleció el jueves 9 de abril, en su domicilio ubicado en el sector de Bastión Popular, en el norte de Guayaquil.

Alejandro Muñoz, jefe policial, pidió a los deudos que si tienen las actas de defunción y el resto de documentos, los validen para cumplir las normas legales por un deceso. Además, en diálogo con RTS, observó que los familiares debían cumplir con las normas de sanidad para evitar contagiar a otras personas.

Suplementos digitales