Los operadores turísticos se preparan para iniciar l…
Concurso ¿Cómo cuido el Centro Histórico? de Quito y…
Ecuatoriana que pedía alimentos en región de Murcia …
Un hombre de 35 años es el primero en morir a causa …
Inauguran un busto de George Floyd en Nueva York con…
México suspende el regreso a las aulas en la capital…
Los centros comerciales de Guayaquil reciben un 30% …
Ecuador acumula 445 586 casos de covid-19 y más de …

Tres personas fueron detenidas y son investigadas por varias estafas

Los investigadores aseveran que los fraudes realizados ascienden hasta los USD 20 000.

Los investigadores aseveran que los fraudes realizados ascienden hasta los USD 20 000.

Los investigadores aseveran que los fraudes realizados ascienden hasta los USD 20 000. Foto: Policía Nacional

Dos hombres y una mujer fueron detenidos por el presunto delito de estafa. Según los agentes de la Policía Nacional a cargo del caso, serían parte de una red dedicada al fraude electrónico, a través de plataformas de mensajería instantánea. 

El pasado 11 de abril de 2021, las autoridades llevaron a cabo un operativo liderado por la Dirección Nacional de Investigación de Policía Judicial, en el cantón Rumiñahui (Pichincha). En esta redada se realizó la detención de los tres sospechosos. 

La Policía asegura que la banda se dedicaba a enviar mensajes a sus víctimas vía Whatsapp. El modus operandi era hacerse pasar por familiares de esas personas que vivían en el exterior.

Los investigadores aseveran que los fraudes realizados ascienden hasta los USD 20 000.

Una vez que establecían contacto con las víctimas, las convencían de que “se realicen depósitos y poder retirar mercadería de la aduana; inclusive fingiendo ser funcionarios de aerolíneas, con la amenaza de involucrarlos en problemas legales si no cancelaban los valores solicitados”, asegura un boletín de las autoridades.

Según el comunicado difundido por la Policía, la Fiscalía maneja como evidencias tres teléfonos celulares desde donde se realizaban las estafas y el microfilm de los depósitos bancarios de las víctimas.