Moradora narra cómo fue la explosión en una gasoline…
Ciudadanos reportan explosión en San Bartolo, sur de Quito
López Obrador dice que los videojuegos promueven la …
Alerta por erupción explosiva del volcán Aso en Japón
Rejilla del Metro se descompuso en sector La Alameda
Sospechoso de asesinato a mujer fue capturado en Quito
Terceras dosis a personal sanitario se aplicarán en …
Marchas causan cierre de vías hacia el Centro de Quito

EE.UU. dará 15 millones para los controles

El único paso carrozable a Colombia en la Amazonía. En los extremos del puente fronterizo sobre el río San Miguel hay puestos militares.

El único paso carrozable a Colombia en la Amazonía. En los extremos del puente fronterizo sobre el río San Miguel hay puestos militares.

No fue la primera reunión entre las máximas cabezas de Defensa de Ecuador y de Estados Unidos, pero sí la primera formal para hablar de las estrategias de control de drogas y hacer un repaso de las relaciones de los dos estamentos después de la salida del Puesto de Avanzada del Comando Sur (FOL) de la Base de Manta.

El ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, y su homólogo de EE.UU., Robert Gates, hablaron en el Pentágono de la importancia de estrechar relaciones y de compartir información para la lucha contra el narcotráfico.

“Le propuse al Secretario de Defensa, Robert Gates, la necesidad de que Estados Unidos con su influencia impulse para que Colombia fortalezca los controles en la frontera sur. Dado que EE.UU. colabora estrechamente con el Gobierno colombiano le solicitamos que pidiera a Colombia que refuerce su presencia en la frontera con nosotros”, dijo Ponce.

EE.UU. ofreció apoyar con 15 millones para el control de la frontera. Se dejó en claro en Washington que “es preciso modificar las condiciones de vida de la población fronteriza que vive en permanente asedio de las fuerzas irregulares y haber colocado al más alto nivel la necesidad de profundizar las relaciones”, señaló el ministro Ponce.Desde inicios de mes, en el costado colombiano de la frontera se registran combates entre las FF.AA. de ese país y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Ayer, a través de un comunicado del Estado Mayor del Bloque Sur, las FARC negaron haber utilizado armas no convencionales en los ataques que han realizado en el último mes, que dejan más de 43 militares y policías muertos.

La guerrilla también ratificó su disposición para conversar con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y “encontrarle una salida política al conflicto social y armado que vive el país”. El grupo guerrillero consideró que lo sucedido en el municipio de El Doncello, departamento de Caquetá, “es mucho menos grave que las matanzas de guerrilleros mientras duermen por causa de bombas lanzadas por los aviones de la Fuerza Aérea Colombiana”.

“Lo de los agentes de la Policía incinerados en la emboscada de El Doncello fue ocasionado por el incendio, resultado del efecto de la explosión sobre la gasolina del vehículo; y no un hecho intencional y perverso de la guerrilla, como manipuladoramente lo está presentando el Gobierno”.

Desde Nueva York, Juan Manuel Santos replicó a las FARC. “He dicho claramente: para cualquier diálogo se requiere que dejen de hacer terrorismo. En eso no cabe la menor duda, no cabe la menor interpretación diferente a lo que esas palabras quieren decir… Nosotros seguiremos aplicando toda la presión militar como lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo”.

La madrugada del domingo, durante la operación Fortaleza II, las FF.AA. de Colombia bombardearon e incursionaron en un complejo guerrillero (tres campamentos) en las inmediaciones de San Miguel (Putumayo, cerca de la frontera con Ecuador). Allí murieron al menos 27 subversivos.

Una semana antes de esa operación, las FF.AA. ecuatorianas habían reforzado su presencia militar en el límite con Colombia. Ecuador destina unos USD 100 millones anuales para mantener el control en el cordón fronterizo. En su visita a Washington, Ponce señaló que los USD 15 millones que destinará EE.UU. a Ecuador se canalizarán a través de Usaid, a actividades y necesidades del Plan Ecuador. “No son suficientes pero es un gesto importante”.

Durante el encuentro en el Pentágono, Ponce también compartió con Gates información sobre el Consejo de Defensa Sudamericano, de la Unasur, y la relación de este con Estados Unidos. La próxima cita de este organismo será en noviembre, en Bolivia, y allí existe la posibilidad de volver a encontrarse con Gates para hacer un repaso de lo expuesto en este viaje.

Durante una cita bilateral con Joseph Deiss, presidente de la 65ª Asamblea General de Naciones Unidas, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño pidió al sistema de Naciones Unidas reconocer el papel de organismos regionales y subregionales, como la Unasur.

Asimismo, en declaraciones a W Radio, Patiño señaló que en estos momentos los niveles de comunicación entre Quito y Bogotá son “altísimos” y que eso “nos da mucha esperanza de que esta relación se va consolidando”.

Dentro de las peticiones hechas por Ecuador para restablecer relaciones diplomáticas constaban que Bogotá entregara los computadores atribuidos a Raúl Reyes, fallecido el 1 de marzo del 2008 en Angostura. También que Colombia reforzara su frontera.

La Casa de Nariño entregó los discos duros de las computadoras a Ecuador tras la posesión de Santos como presidente en agosto. Ayer el Canciller aseguró que no se cumplió la cadena de custodia en el manejo de esos artefactos y que Ecuador no cree en la información allí contenida. Patiño tiene previsto reunirse hoy en Nueva York con su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, en el marco de la cita anual de la Asamblea General de la ONU.

Suplementos digitales