17 de January de 2012 00:01

Antes de morir, César F. negó un asalto al penal

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las últimas horas del supuesto líder de la organización a la cual se le atribuye el crimen del empresario Francisco Espinosa, César F., fueron de inquietud en el Pabellón A del penal García Moreno. Su abogado, Francisco Onofa, lo sostiene: “Él se sentía cansado y hostigado por lo que había sucedido. Quería solucionar el problema”.

La prioridad para el detenido, según el defensor, supuestamente era dialogar con la prensa para aclarar un hecho: el supuesto asalto al penal a inicios de mes.

La Policía señaló que él pretendía escapar junto con otro miembro de la supuesta banda, detenidos el 20 de septiembre del 2011, tras la muerte del empresario quiteño en la vía a Cumbayá.

“Él no tuvo nada que ver con el supuesto intento de escape del centro carcelario. Esa investigación es dudosa. ¿Por qué no hubo detenidos luego de los operativos realizados en el sur y noroccidente de Quito?”, cuestionó el abogado. También hizo una pregunta para las autoridades ¿por qué las incursiones policiales se realizaron cuando no habían personas en las casas allanadas? ”.

El velatorio de César F. se realizó la tarde de ayer, en el camposanto Monteolivo (nororiente de Quito). Allí, familiares y amigos de la víctima fueron a despedirlo.

Zenaida S., madre del fallecido, manifestó que su hijo era inocente del crimen del empresario.

“A él lo detuvieron y lo vincularon con este caso porque tenía amigos colombianos”, indicó.

La mujer cuestionó al sistema de seguridad del penal García Moreno. “Yo que era la madre tenía problemas para visitarlo porque él se encontraba en un pabellón de máxima seguridad”, manifestó. “Por eso, César me dijo que no lo vaya a ver para que no me pasara nada. Lo raro es que sí le dejaron entrar a una persona con arma blanca para matarlo”.

La madre dijo que demandará al Ministerio del Interior por la forma cómo se manejó el caso. “Cuando acusaron a mi hijo del crimen cometido contra el empresario, lo presentaron ante los medios de comunicación como el jefe de una organización de sicarios, pero el Ministerio del Interior y la Policía jamás mencionaron a la persona que lo asesinó”.

Ella afirmó que llegará hasta las últimas consecuencias para aclarar el caso y manifestó que detrás de la muerte de su hijo se encuentra un oficial en servicio pasivo, quien es padre de la víctima. “Él lo entregó y la Policía lo mató. Lo hizo para ascender a general”.

Sin embargo, en un documento suscrito por el ex comandante de la Policía , Freddy Martínez, se conoce que el oficial fue dado de baja por solicitud voluntaria el 23 de junio del 2010.

De su lado, el ministro del Interior, José Serrano, señaló ayer en una rueda de prensa que el crimen cometido contra César F. se relacionaría con el supuesto pago de USD 300 000 para asaltar el centro de rehabilitación social.

“Al haberse frustrado la fuga, más la presión que se dio por la incautación de uniformes y armamento hace aproximadamente 10 días, él (César F.) pretendió recuperar ese dinero y ahí se produjo este hecho”, dijo Serrano.

El funcionario añadió que esa información consta en una versión judicializada, la cual está en manos de la Fiscalía para continuar con las investigaciones.

Zenaida S. y Onofa señalaron que no existen pruebas contundentes para acusar a César F. como el jefe de la banda a la que la Policía le atribuye crímenes.

“La audiencia de llamamiento a juicio se iba a realizar el 20 de enero. Como no había pruebas, mi hijo me dijo que iba a salir libre”, precisó la mujer. El abogado manifestó que “no hay rastros de que mi defendido se contactó telefónicamente con los supuestos autores materiales de la muerte de Francisco Espinosa el 2 de septiembre del 2011. Esa fecha, él se encontraba en Guayaquil y no existe la posibilidad de que haya cometido el delito”, finalizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)