16 de July de 2012 00:59

Cuatro crímenes en dos semanas causan conmoción en el Ecuador

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En las afueras de Medicina Legal de la Policía, el hombre camina inquieto de un lado a otro. Viste un terno y corbata azules. Un par de lentes oscuros esconden sus ojos y en la mano sostiene una carpeta verde que utiliza a ratos para cubrirse del sol dominical.

Se llama Constanzo y es hermano del ex boxeador esmeraldeño Jaime ‘La Bestia’ Quiñónez, asesinado la noche del sábado en un restaurante del norte de Quito.

Según testigos del crimen, dos desconocidos ingresaron al local y abrieron fuego contra el deportista. En ese instante, las personas que se encontraban allí comenzaron a gritar y a esconderse en los baños, la cocina y el parqueadero del restaurante. “Alcancé a escuchar cuatro disparos y que la gente gritaba. Estaba muy asustada”, contó una mujer , testigo.

Al mediodía de ayer, los familiares y amigos del deportista realizaban los trámites en la morgue para retirar el cadáver. El examen forense indicó que Quiñónez falleció por hemorragia cerebral y que recibió cuatro impactos de bala: dos fueron extraídas de la cabeza, una de la parte lumbar y una impactó la clavícula.

Los allegados del deportista cuestionaron que el cuerpo del fallecido fuera sacado de la escena del crimen luego de que los agresores escaparan. El cadáver fue hallado frente de la puerta del restaurante, a 15 metros, junto a un poste en la av. 6 de Diciembre.

Por este hecho, Mario V., Marco R., Jerson M. Jonathan A. fueron aprehendidos y trasladados a las instalaciones de la Policía Judicial de Pichincha, en el norte de Quito. El sábado, ellos fueron esposados y llevados desde el local hasta un patrullero, a las 21:00.

Constanzo y su familia esperaban ayer que la autopsia de su hermano terminara. Pero la dificultad para hallar y después extraer las balas alojadas en el cuerpo dilataba la espera.

“La versión de uno de los agentes es que los agresores estuvieron en el restaurante. Lo estaban esperando. No sé cuántos eran”, comentaba uno de los familiares de la víctima. “¿Por qué si hay control de armas de fuego, en un restaurante público asesinan así a alguien?”, cuestionaba.

Este es el cuarto crimen con arma de fuego, desde el inicio de mes, que ha causado conmoción social en el país.

El primero fue el del fotógrafo Byron Baldeón, asesinado en las afueras de su casa en El Triunfo (Guayas) y el último, el del instructor de buceo Freddy Toledo, en Guayaqui, (ver cronología).

El ex boxeador era el menor de nueve hermanos. Mientras algunos de ellos realizaban ayer los trámites en la morgue y en la Policía Judicial; otros, residentes en Italia y EE.UU., trataban de conseguir boletos de avión para asistir al sepelio del deportista.

A ratos, Constanzo se quebraba. Recordaba que últimamente su hermano lucía contento. Lo vio por última vez el jueves, cuando le acompañó a realizar unos trámites en el Municipio de Quito, relacionados con la organización de espectáculos musicales. A esta actividad se dedicaba Quiñónez.

Según familiares, el ex boxeador siempre quiso ser empresario, tras dejar el deporte incursionó en la industria del espectáculo y en eventos deportivos.

También fue motivador personal. Nunca le interesó ser entrenador de boxeo. “Yo quería que Jaime sea futbolista. Le decía: por qué te subes a un cuadrilátero con una persona que no te ha hecho nada, que no conoces y le das golpes por dinero”.

El velatorio de Jaime Quiñónez se realizaba la tarde de ayer en la Funeraria Nacional, centronorte de Quito. Según los allegados, se prevé que el sepelio se realice en el cementerio Jardines del Batán, en el norte de la capital.

Entre el ‘ring’ y los negocios

Su primera pelea fue contra la pobreza. En su natal Quinindé, como muchos otros, vio en el deporte la esperanza de superar la escasez económica. En sus inicios, en esa ciudad de Esmeraldas, Jaime peleaba   cada ocho días. A cambio  “solamente recibía una presa de pollo y una cola, nada más”, confesó el ex deportista  en una entrevista concedida al vespertino Últimas Noticias, publicada el 3 de agosto del 2001.

En  1998 entró en el profesionalismo, luego de una interesante carrera amateur. Además, fue campeón latinoamericano de  peso crucero de la Federación Internacional de Boxeo (IBF). Sin embargo, en  el ámbito profesional de este deporte no escaló  grandes posiciones,  pero mantuvo su condición de animador de carteleras tanto en Quito   como  fuera del país.

La última vez que ‘La Bestia’ subió al ‘ring’   fue en octubre del 2009. El esmeraldeño,   que cumplió 41  años en enero, perdió frente al colombianos Living Castillo, en un combate que se  realizó en  Quito. Esta cartelera se recuerda por su informalidad, ya que en al inicio estaban señalados rivales brasileños para ‘La Bestia’.  

El ex boxeador  es  recordado por sus amigos y familiares  como una persona que manejaba  con prolijidad sus finanzas. “Siempre tuve buena cabeza para administrar mi dinero. Gracias a los ahorros de mi carrera deportiva, invertí 400 millones de sucres y logré instalar mi restaurante”, relató en otra  entrevista publicada en el mismo diario, en el 2000.

Desde el 2003 empezó a organizar carteleras de boxeo de manera infructuosa. Luego, tras su retiro del deporte,  visitó varias provincias como motivador personal. Recientemente sus negocios estaban relacionados con la organización de espectáculos musicales.

Según reveló una fuente cercana al ex púgil,   antes de su muerte  Quiñónez estaba ultimando detalles para traer al cantante colombiano Diómedes Díaz.


La cronología de cuatro crímenes que despertaron el rechazo ciudadano este mes  

  • 01/07/2012
    El fotógrafo  Byron Baldeón fue asesinado en las afueras de su vivienda, en El Triunfo (Guayas). Según testigos, dos hombres le dispararon desde una moto. En el incidente recibió nueve tiros.  

  • 11/07/2012
    El presidente de la Junta Cívica de Manta, Lenin Chiriboga, fue asesinado mientras se movilizaba en un vehículo blanco.  Dos hombres que iban en una moto  le atacaron con arma de fuego. 

  • 13/07/2012
    A las 04:00  fue asesinado el entrenador del  equipo ecuatoriano de buceo subacuático, Freddy Toledo. El hecho se registró  cuando dos desconocidos trataron de robar su motocicleta.

  • 14/07/2012
    El ex boxeador esmeraldeño Jaime ‘La Bestia’ Quiñónez murió en un restaurante del norte de Quito. Según  testigos, dos hombres le atacaron con arma de fuego dentro del local. 

 

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)