Así será el regreso a clases presenciales voluntaria…
Pico y placa en Quito inicia con semáforo epidemioló…
Planteles no fiscales podrán acordar modalidad a distancia
Erick Benítez: ‘Crímenes reflejan el aumento de la …
Solidaridad y unión de vecinos ayudan a detectar cas…
Cinco locales fueron clausurados en Guayaquil por in…
Alcaldesa Viteri dice que colaborará con la Policía …
6 419 nuevos casos positivos de covid-19 se registra…

Criminalística usa tres métodos para identificar reos asesinados

Familiares de presos asesinados acudieron a Criminalística de Guayaquil para reconocer y retirar los cuerpos. Foto: EL COMERCIO

En el Ecuador existen tres técnicas para reconocer los cuerpos de los privados de libertad que han sido asesinados durante las cuatro masacres carcelarias que se han perpetrado este año.  

La última masacre se registró entre el 12 y 13 de noviembre del 2021, en la Penitenciaría del Litoral

Personal de Criminalística de Guayaquil acudió a ese centro carcelario a realizar el levantamiento de los cadáveres y recopilación de evidencias para las investigaciones.  

La Fiscalía indicó que se realizó el levantamiento de 68 cuerpos en ese centro carcelario. Sin embargo, luego de realizar las autopsias médico-legales se determinó que son 62 cuerpos y 19 “piezas anatómicas” 

Expertos forenses realizan los estudios para identificar la identidad de los presos. Foto: EL COMERCIO
Expertos forenses realizan los estudios para identificar la identidad de los presos. Foto: EL COMERCIO

“Del total de cadáveres ingresados a Medicina Legal, 61 fueron levantados en la Penitenciaría y uno fue trasladado desde el hospital”, informó la Fiscalía el 17 de noviembre del 2021. 

Proceso de identificación

Marco Ortiz, director de Investigación Técnico Científica Policial, indicó que el proceso de identificación de cadáveres ha sido complicado por las condiciones de los cuerpos. “Hay cadáveres carbonizados, incinerados y también desmembrados, por lo que el procedimiento fue más complejo”, explicó.   

El primer mecanismo para reconocer a los reos, que fueron asesinados, es conocido como ‘necroidentificación’. Este procedimiento consiste en comparar las huellas dactilares de los reos fallecidos con la base de datos de la Policía Nacional y también del Registro Civil.  

Las autoridades aún no identifican los cadáveres de 14 presos asesinados en la masacre de la Penitenciaría de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO
Las autoridades aún no identifican los cadáveres de 14 presos asesinados en la masacre de la Penitenciaría de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Sin embargo, hay cuerpos que no se puede identificar a través de las huellas dactilares, pues están quemados o desmembrados. 

En esos casos, se recurre a un proceso de antropología forense. Personal especializado se entrevista con los familiares de los internos asesinados.  

La idea es conocer los rasgos físicos característicos de cada preso para poder identificarlos. Por ejemplo, tatuajes en la piel, cicatrices, estatura, contextura corporal, etc.  La comparación también se la realiza con fotografías que tengan los parientes.

La última opción para reconocer los cuerpos es a través de la identificación genética. Eso consiste en cotejar el ADN de los familiares con los restos encontrados en la escena del crimen.  

Este proceso puede tardar entre cuatro a seis semanas, pues se requiere contactar a los familiares, tomar sus muestras genéticas y realizar el cotejamiento.   

Hasta el pasado 17 de noviembre del 2021, 48 presos asesinados en la última masacre carcelaria habían sido identificados. “41 por huellas dactilares, dos por antropología y cinco por huellas dactilares y antropología”.  

Según la Fiscalía, hasta ese día, se han entregado 43 cadáveres a sus familiares y aún faltan 14 cuerpos por identificar.   

 

Suplementos digitales