3 000 multas por exceso de velocidad serán anuladas …
Plataforma por la condonación de deudas definirá apo…
Vía Cuenca - Molleturo - El Empalme cerrada por socavón
El papa Francisco llora durante reflexión sobre Ucrania
Delfín Quishpe desmiente rumor sobre su muerte
Dos personas afectadas en siniestro de taxi en Quito
Ecuador tras cumplir acuerdo con FMI espera crédito …
Globo aerostático se enreda en cables de alta tensió…

Corte Nacional extraditará a extranjero detenido

Tras una persecución de cinco minutos, agentes de la Policía detuvieron a un extranjero buscado por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol). El arresto ocurrió en Guayas, el lunes, a las 15:30.

Grigory B., de 28 años, es buscado por supuestamente estar vinculado a un grupo dedicado a la venta ilegal de narcóticos, robo agravado y penetración ilegal en casas y locales comerciales.

En agosto del 2010, el país de donde es originario el sospechoso solicitó la difusión roja, a través de la Interpol. Sin embargo, antes de que se emitiera la orden de extradición, el extranjero ya habría ingresado a Ecuador.

De hecho, según información del Ministerio del Interior, el detenido registra un primer ingreso al país el 19 de enero del 2006.

Luego visitó Italia en octubre del 2007 y en noviembre de ese año regresó al país. Lo hizo desde España. “Sus movimientos migratorios se realizaron previo a la orden de difusión de captura”, dijeron las autoridades.

El caso permaneció dos años en la Corte Nacional de Justicia y el 2 de julio, su titular, Carlos Ramírez, emitió la orden de detención.

Sin dar detalles, agentes de la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado (ULCO) dijeron que lo investigaron “por meses” y lo detuvieron 30 días después del pedido de la Corte, mientras conducía un vehículo en Guayaquil. Al momento de la aprehensión, Grigory B. intentó escapar acelerando el automotor y -según la Policía- casi atropellando a los uniformados.

Ayer, el sospechoso fue trasladado a la Policía Judicial, en Quito.

Las autoridades lo mantendrán en el país hasta que se realicen los trámites de retorno a su nación y se efectivice la extradición.

El viceministro de Seguridad, Javier Córdova, señaló que el trabajo de los uniformados refleja la “capacidad de cooperación internacional de la Policía” y felicitó a la institución por la captura.

El sospechoso también es buscado en su país por supuestos asaltos a mano armada y, según el informe policial, por haber causado “perjuicios considerables a los agraviados”.

“Este es un golpe contra la delincuencia y el crimen internacional”, sostuvo Córdova, refiriéndose a la “permanente colaboración con los demás países”.

La Interpol tiene 190 países miembros. Durante el 2011, la Policía ecuatoriana detuvo también a otros tres sospechosos de la misma nacionalidad de Grigory B. Hasta la tarde de ayer, él permanecía en la Policía Judicial.