Los estudiantes ecuatorianos reclaman atención a tod…
Arosemena prevé ordenar las cuentas públicas con vis…
Continuidad del frente político ayuda a sostener el diálogo
Fortalecimiento policial aún está en oferta
Expertos dan cinco claves para una reactivación efec…
Científicos estudian la enfermedad de chagas en Calvas, Loja
Nuevo ministro de Finanzas Pablo Arosemena mantuvo p…
Nebot propone que Ecuador se convierta en una Repúbl…

Corte IDH exime al Ecuador por la investigación de secuestro y asesinato

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) eximió al Estado ecuatoriano de responsabilidad por alegada negligencia en la investigación del secuestro y homicidio del ciudadano Marco Palma Mendoza, informó este miércoles el organismo con sede en San José.

“No llegó a demostrarse que la conducta estatal derivara en la vulneración de los derechos a las garantías y protección judiciales de los familiares del señor Marco Bienvenido Palma Mendoza”, secuestrado y posteriormente desaparecido en mayo de 1997, señaló un comunicado de la Corte IDH.

“El Estado (ecuatoriano) determinó lo ocurrido y condenó a tres personas en carácter de autores materiales de los hechos investigados. El Estado también indagó en la posible responsabilidad penal de otros individuos, quienes fueron inicialmente vinculados al proceso penal y luego sobreseídos con base en la ponderación de la prueba obtenida en la investigación”, agrega el informe.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó este caso ante la Corte IDH el 24 de febrero de 2011, alegando que el Estado ecuatoriano no había actuado con diligencia en la investigación, juzgamiento y sanción de todos los responsables de la desaparición y muerte de Palma.

Los hechos se remontan al 16 de mayo de 1997, a la altura de la población de Manta, en el estado de Manabí, donde Palma fue secuestrado por ex miembros de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, que prestaban servicio de seguridad a un empresario.

En el año 2000, las autoridades determinaron, con base en la Investigación judicial, que Palma fue asesinado junto a otro hombre, después de cinco días de encierro, y que los cuerpos de ambos fueron lanzados a un río.

Tras analizar los hechos, la Corte Interamericana encontró que el Ecuador no violentó ninguna de las garantías de la Convención Americana sobre Derechos Humanos relacionadas con la integridad personal y los derechos de protección judicial.

La Corte IDH es un ente especializado de la Organización de Estados Americanos (OEA).