La dosis de refuerzo se aplica en dos planteles educ…
Mercado Comité del Pueblo gana el campeonato de 40
CIDH inicia visita a Ecuador por crisis carcelaria
Café ecuatoriano alcanza precio de USD 100 la libra …
Planteles refuerzan medidas frente a la variante Ómicron
Adolescente es imputado por asesinato y terrorismo
Cuatro detenidos por reventa de entradas para ‘…
Sebastián Yunda fue detenido en Argentina

Conozca cómo fue liberado Fernández en el 2010

Imagen captada el 03 de diciembre de 2004, cuando el ex gobernador de Manabí, César Fernández, permanecía detenido en el ex Penal García Moreno. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen captada el 03 de diciembre de 2004, cuando el ex gobernador de Manabí, César Fernández, permanecía detenido en el ex Penal García Moreno. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La celda del ex gobernador de Manabí, César Fernández, en el penal se asemejaba a un santuario. Estaba adornado con velas, estampas de santos y esculturas religiosas católicas. Fernández les rezaba en privado, a la espera de su excarcelación, que se concretó la tarde del 3 de mayo del 2010.

¿Cómo ocurrió la liberación? Fernández estaba condenado a 16 años de reclusión por narcotráfico. Pero el 14 de abril del 2010, el entonces presidente de la Primera Sala Penal de la Corte Nacional, Hernán Ulloa, redujo la pena a 12 años. No obstante, tras acogerse al 2 x 1 solo pagó 6 años, cinco meses y 29 días de cárcel.   

Ulloa consideró que no se tomó en cuenta el parte policial donde se dice que Fernández no tenía droga en su poder al momento de su detención. Eso pudo ser considerado como una atenuante. Además, según los condenados, el caso fue calificado como de lesa humanidad (agravante para la sentencia), cuando esa figura “no está considerada en la anterior o actual Constitución ni en la Ley de Sustancias Estupefacientes”.

Ulloa aceptó estos argumentos y concedió la revisión provisional a Fernández y a otros cuatro sentenciados en el mismo proceso.
La tarde en que salió libre, Fernández lo hizo vestido con una impecable chaqueta verde agua y un pantalón negro de casimir. En medio de una leve lluvia, el ex empresario manabita caminaba lentamente del brazo de su hija. Estaba acompañado de su yerno y de otro hombre, quien se identificó como guardaespaldas.
Fernández lucía en su cuello una pesada cadena de oro y en la mano derecha, un anillo. El atuendo de Fernández fue traído desde Manabí. A las 14:00 de ese día, una camioneta gris doble cabina se había detenido frente al ex penal. De ella descendieron su hija, su yerno, el hombre de seguridad y el abogado de Fernández, Édison Loaiza.

Ellos ingresaron con tres mudadas de ropa, para que el ex gobernador escogiera qué vestir y estuviera “con buena presencia” al salir, manifestó entonces Loiza.

Tras dejar el penal García Moreno, solo su familia pudo acercarse. Tres guardaespaldas vestidos de negro lo siguieron de cerca hasta que ingresó al 4×4. Tras un forcejeo con camarógrafos, cerró las puertas y los autos se alejaron por el centro de Quito.

Desde entonces no se sabía nada del ex Gobernador, hasta esta mañana cuando el Ministerio del Interior confirmó nuevamente su detención por un caso de drogas.  

UNA CRONOLOGÍA

En octubre del 2003, César Fernández fue detenido por Antinarcóticos en Portoviejo, en la operación Aniversario, que desmanteló una red vinculada al cartel de Sinaloa (México).

El 20 de octubre del 2004, el Tribunal I Penal de Manabí lo condenó a 16 años de reclusión. El fallo fue ratificado el 2 de marzo del 2005, por la Sala Penal de la Corte Superior de Portoviejo.

El 14 de abril del 2010, la I Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia, presidida por el juez Hernán Ulloa, redujo la sentencia de 16 a 12 años. Así, César Fernández se acogió al 2×1, para salir libre luego de solo cumplir 6 años.

Suplementos digitales