27 de October de 2011 00:01

La Comisión de la Verdad obvió a 6 agentes del SIC

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El frío  pasillo de la Funeraria Nacional  se llenó de investigadores.  Eran  las 09:30 y el análisis del registro de  cadáveres  no  identificados (NN) que llegaron al cementerio de El Batán  en 1988 estaba por comenzar. Solo  faltaba    Jorge Cano, el fiscal   que indaga   la desaparición de los hermanos Santiago y Andrés Restrepo.

 La diligencia comenzó ayer, a media mañana,  tras la restricción del paso     al cementerio.  Desde  los  edificios aledaños  se   podía ver   cómo  los  agentes de Criminalística  cercaban  tres zonas, que en 1988    servían como fosas comunes. 

¿Por qué las investigaciones   del caso Restrepo  ahora se centran en esta necrópolis? En marzo del 2008, un ex agente del desaparecido Servicio de Investigación Criminal (SIC-10) inculpó a   tres ex policías de la Brigada de Automotores   y  dijo que el cadáver de  Santiago Restrepo fue entregado a la morgue y que   luego fue sepultado en El Batán como NN.
 
Él no mencionó el paradero de Andrés, pese a que los dos hermanos desaparecieron juntos el 8 de enero de 1988. La versión del ex agente  del SIC  se intensificó  luego de que María Fernanda Restrepo, hermana  de los jóvenes,  presentara   el documental  ‘Con  mi corazón en Yambo’, el pasado 14.

Las declaraciones del ex investigador constan en el informe que el 7 de junio del 2010  presentara la Comisión de la Verdad (CV), organismo que investigó las violaciones  a los DD.HH. perpetradas por el Estado de 1984 al 2008.

En el quinto tomo  de esa indagación, la Comisión  identifica a 458 personas como  supuestas responsables de cometer  crímenes de lesa humanidad.

 Sobre el caso Restrepo se menciona a siete  agentes, como supuestos perpetradores. En el informe de la CV no aparecen los nombres de los  tres agentes  de  la  Brigada de Automotores del SIC, quienes  habrían llevado  un cadáver a la morgue.


En el documento tampoco constan los tres oficiales de la Policía que aún están  en servicio activo y que  fueron mencionados por la familia Restrepo, luego de presentar  el documental. Ellos son Wilson A., Edmundo M. y Miguel Ch., quienes ahora ocupan      altos cargos en la Policía Nacional.

Si Pedro Restrepo, padre de los jóvenes Santiago y Andrés, presidía la CV, ¿por qué los tres oficiales inculpados por la familia no fueron incluidos en el informe? Ayer, este Diario intentó hablar con Restrepo, pero en su casa  se dijo que estaba delicado de salud.

En la mañana, el secretario ejecutivo de la CV, quien estuvo en la diligencia fiscal,  Cristhian  Bahamonde, indicó que los tres oficiales no están en la lista de posibles perpetradores, porque “la Comisión lo que hizo es señalar a quienes fueron  condenados”.  

Y añadió: “es cierto que dentro del juicio,  la familia  Restrepo imputó  responsabilidades a más oficiales, a cerca de 40, y de ellos hubo condenados (...).    No podemos cuestionar, sin elementos, lo que una comisión nacional  o  internacional o  el sistema de justicia dijeron en ese entonces”.

Elsie Monge, también de la Comisión, advierte que los oficiales activos de la Policía no aparecen  en la lista de la CV, como posibles perpetradores, “porque en el juicio no se les imputó responsabilidad directa”. Y dice que ellos “eran parte del SIC en esos días, cuando fueron  torturados y desaparecidos los hermanos Restrepo”, pero  que no hubo sentencia.

 Martha Cecilia Arismendi,  tía de los jóvenes, sostuvo: “Wilson A. no es que sea perpetrador. Lo único que Pedro (Restrepo)  quería  era   hallar nuevas evidencias, no volvimos a comenzar (las investigaciones de la desaparición)”.

Ayer, José Moreno, abogado de Édgar F.,  Antonio G. y Jorge M. también llegó a El Batán.   Parado cerca de los  tres zonas que delimitaron los peritos dijo que  el no haber incluido a sus clientes en la lista de la CV  “implica la ratificación de una verdad histórica”.

Minutos antes, Moreno intercambió  acusaciones con Camilo B., el ex agente del SIC que por el caso Restrepo  estuvo preso seis años en la cárcel 4, de Quito.

Camilo B., sí aparece en la nómina de los posibles perpetradores de los   derechos humanos, pero ayer dijo ser inocente y que lo condenaron solo con base en la versión de del agente  Hugo E.     

Este último,  sentenciado  y ahora fuera del país,   en 1996   publicó  un libro en el  habló del caso. Allí confirmó que él,  Camilo B., Guillermo Ll.  y un investigador  apodado como  ‘Chocolate’ sí participaron en la desaparición de los  jóvenes  Restrepo.
 Incluso señaló que   los cuerpos fueron abandonados  en la Laguna de Yambo (Cotopaxi).
El abogado Moreno reiteró que sus defendidos no fueron  convocados  oficialmente   por  la Comisión de la Verdad, aunque Elsie Monge, integrante de este organismo, señala  lo contrario.

Las acusaciones en el cementerio de El Batán eran de parte y parte. Un poco antes de las 12:00 terminó la diligencia, que  en un inicio se declaró reservada.

Un ex agente  relató a la Fiscalía en el 2008 que el investigador Édgar F. habría dicho “al jefe de patrulla del SIC-P que se le había ido la mano al realizar unas investigaciones a dos ciudadanos por el robo de un vehículo  y que el cadáver de uno de ellos estaba en la parte posterior de un Trooper, que se hallaba  estacionado en el patio   del SIC-P”.

 Luego sostuvo  que  él,  los agentes  Édgar F.,  Antonio G. y Jorge M. buscaron al  comisario de turno (…) en Miraflores. “Salió el comisario y se enteró de lo acontecido (…) hizo el levantamiento del cadáver y nos dirigimos al Departamento Médico Legal, que  en esa época estaba    ubicado en el Regimiento Quito,  donde ahora es el cuartel del GOE (…). Salió el médico de turno, quien recibió el cadáver, (…). Si  mal no recuerdo  fue el doctor Santillán (…). El otro detenido lloraba por su hermano (…) y se quedó allí  (en el patio del ex SIC)   cuando   salimos”.

Ayer, tras delimitar las fosas comunes en El Batán, el fiscal Jorge Cano dio  ocho días a los peritos para que presentaran un informe, antes de decidir exhumar cadáveres. Bahamonde dijo  que  en agosto de 1988  tres cuerpos NN entraron al cementerio por orden de la  Comandancia de Policía.

El caso en la UIES

Ayer, el secretario   ejecutivo de la Comisión de la Verdad, Cristhian Bahamonde, dijo que durante las investigaciones, en la ex UIES, encontraron una carpeta  referente al caso Restrepo.  

Según  el funcionario, un   documento de 1992   revela que un oficial de la  Policía sugería pedir  a las autoridades  la expulsión del país de  los Restrepo. Esto -según el informe- porque  con  las protestas  “afectaban a la paz y tranquilidad del país”.

Además, según el documento, se pidió a todos   los cuarteles (comandos policiales) que den ideas para defender a la    entidad del orden.

Hoy en la tarde comparece   en la Fiscalía uno de los tres oficiales que  todavía está en servicio activo en la Policía.  Las comparecencias se realizarán hasta el próximo lunes. Están  convocadas 12 personas, entre policías, ex agentes y  familiares de los jóvenes desaparecidos en 1988.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)