Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 23 de junio del 2021
La Conaie se alista para elegir nuevo Presidente y d…
El temor al contagio pesa en la decisión de regresar…
En Tulcán, norte de Ecuador, se implementan restricc…
Slendy Cifuentes: ‘Logramos que el agresor de Johann…
Tres causas del mayor desempleo en Ecuador, según ex…
Fabrizio Célleri: ‘La ropa vende sensaciones y estímulos’
Arranca el juicio al primer acusado bajo ley segurid…

Hombre fue encontrado sin vida en un terreno baldío al sur de Ambato

El cuerpo de un hombre, de 67 años, fue encontrado en un terreno baldío en la parroquia Huachi Belén, ubicada al suroriente de Ambato, el martes 21 de abril. Foto: cortesía Fiscalía de Tungurahua

El cuerpo de un hombre, de 67 años, fue encontrado en un terreno baldío en la parroquia Huachi Belén, ubicada al suroriente de Ambato, el martes 21 de abril. Foto: cortesía Fiscalía de Tungurahua

El cuerpo de un hombre, de 67 años, fue encontrado en un terreno baldío en la parroquia Huachi Belén, ubicada al suroriente de Ambato, el martes 21 de abril. Foto: cortesía Fiscalía de Tungurahua

La Policía Nacional de la provincia de Tungurahua descartó que un hombre haya fallecido como consecuencia del covid-19 la noche del martes, 21 de abril del 2020. El cuerpo de Luis Antonio M. fue encontrado en un terreno baldío en la parroquia Huachi Belén, ubicada al suroriente de Ambato. El hombre, de 67 años, estaba arrimado a unas plantas del sector.

Jaime Amores, comandante de la Policía Nacional de Tungurahua, informó que en el Acta de Defunción se indica que la muerte fue natural, por un paro cardíaco y la inhalación de contenidos gástricos.

El fallecido también era buscado por sus familiares luego de que sufriera una caída y se encontrará con tratamiento médico. “Las investigaciones indican que el hombre se encontraba libando desde las primeras horas de la mañana”, dijo Amores.

El levantamiento del cadáver se realizó con funcionarios del Ministerio de Salud Pública y agentes de las unidades policiales de Dinased y Criminalística. Los agentes estaban protegidos con trajes de bioseguridad, gafas y mascarillas.