30 de August de 2012 00:03

Barankov busca que ratifiquen su refugio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una decena de micrófonos y grabadoras lo apuntaban en la puerta de salida del penal García Moreno, en el Centro de Quito. “No entiendo la pregunta”, “no puedo responder”, decía Aliaksander Barankov, mientras trataba de abrirse paso entre los comunicadores.

El bielorruso salió ayer del centro penitenciario después de que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) negara la solicitud de extradición que hiciera su país de origen. En su resolución, el Tribunal ordenó la liberación inmediata del extranjero, por tener el estatus de refugiado que le otorga el Ministerio de Relaciones Exteriores.

[[OBJECT]]

Cerca de las 13:00, Barankov apareció con zapatos deportivos, jean y buzo gris. Llevaba un bolso. Con la mano y el pulgar en alto saludó a prisioneros que lo veían desde la parte alta del penal. Después hizo una señal de victoria. “Gracias, gracias por la atención”.

Barankov estuvo 83 días detenido. El 7 de junio fue aprehendido, después de que su país presentara a Ecuador un pedido formal de extradición el 13 de abril. “Desde el día que lo detuvieron violaron los derechos de mi defendido”, insistió ayer el abogado de Barankov, Fernando Lara. Según él, agentes de Interpol actuaron en el operativo. En la página web de ese ente, él tiene difusión roja.

“La Constitución dice que al momento de ser detenido un ciudadano debe ser informado sobre las causas en su contra y quién dispone la detención. Además, en caso de extranjeros, ellos deben ser comunicados en su idioma materno. A él nunca le informaron el porqué de su detención”, agregó Lara.

En Bielorrusia, Barankov es requerido por supuesto fraude. Según el Gobierno del presidente Alexander Lukashenko, Barankov habría adquirido bienes “mediante maniobra engañosa” y a “gran escala”. El informe del Comité de Seguridad de Bielorrusia, al que accedió este Diario, cita presuntos fraudes: que supuestamente “se apropió” de USD 5 000 de la empresa privada Totail Oil en el 2008, y de USD 30 000 de Karolin A.A., etc.

Ese delito, según los agravantes, recibe penas de entre cuatro y 10 años en su país, explica la resolución de la Corte. Pero en Bielorrusia, la pena por los delitos considerados “especialmente graves”, como en el caso de Barankov, podría ser modificada, agrega el Tribunal. “Es preciso advertir que en el evento de modificación del delito imputado (…) podría llegar a ser de prisión perpetua o la pena capital”, manifiesta.

Hace dos semanas, los allegados del europeo hicieron público este temor. Afirmaron que hubo presiones de Lukashenko a Quito para extraditar a Barankov. Según ellos, el bielorruso habría denunciado supuestas irregularidades, que comprometían al entorno de Lukashenko. La visita del Mandatario bielorruso al país en junio, después de la aprehensión de Barankov fue un indicio, dicen.

Barankov obtuvo estatus de refugiado en Ecuador el 23 de julio del 2010, un año después de que llegara al país. Ayer, Lara aseguró que el asilo de su cliente aún es analizado por la Cancillería.

“Todavía está pendiente una revisión de oficio. Vamos a solicitar que ese proceso se archive y que le entregue la credencial por los dos años que dicta el reglamento (de refugio)”. El extranjero tiene un documento provisional.

En julio, cuando caducó el certificado conferido en el 2010, el Consejo Consultivo de la Dirección de Refugiados empezó a analizar su estatus, según el abogado. Desde entonces, ha recibido certificados temporales, por 30 días. El último caducará el 6 de septiembre. Barankov, tras el fallo de la Corte, pedirá un documento no provisional, para permanecer dos años más en Ecuador.

Barankov tiene la intención de quedarse en el país. “Solo quiero decir que cuando necesite refugio, Ecuador me lo preste”, dijo ayer, consultado sobre la posibilidad de que el asilo de Julián Assange haya influido en su caso.

Ayer, el trámite para la salida de Barankov tardó tres horas. El abogado Lara contó que el nombre mal escrito en la sentencia de la Corte fue la causa. “Todo el documento tenía el nombre Aliaksandr y no Aliaksander que es el correcto”. Sin embargo, el primer apelativo consta en Interpol.

La duda de los responsables del penal se solucionó cuando en una providencia de su expediente encontraron el nombre Aliaksander. La documentación pasó por cinco controles. El último fue en las carpas de la prevención de la cárcel. Desde ahí, Barankov veía a la multitud de medios que esperaban entrevistarlo.

A su salida de la cárcel, el eslavo evitó las declaraciones políticas. Solo indicó que analizará mantener su blog, llamado ‘Bielorrusia libre’, desde el cual cuestiona al Gobierno de su país.

“No quiero más problemas para mi familia”. Lo dijo en un español cortado y también en inglés cuando un periodista de un canal australiano le preguntó si con el estatus de refugio se siente libre de posibles amenazas. “No more politics now for me (No más política para mí)”, respondió tajante.

Refugio por 2 años

Hoy, en la mañana, está previsto que Aliaksander Barankov asista a la Cancillería para pedir un documento de refugio que tenga vigencia por dos años. Él argumenta ser perseguido por el Gobierno de su país.

La resolución de  la Corte, que negó la extradición de Barankov a Bielorrusia, tiene ocho páginas. Ahí su titular, Carlos Ramírez, explica los antecedentes del caso. La resolución se fundamenta favorable por el refugio.

En Bielorrusia el extranjero fue capitán del Ejército. Según él, integró un equipo de agentes cercano al entorno presidencial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)