Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

Las bandas criminales que operan en la Penitenciaría tenían armamento pesado, dice la Policía

los incidentes se dieron en los pabellones 3, 5, 6 y 9. En todos estarían personas a las que se les atribuyen delitos graves.

los incidentes se dieron en los pabellones 3, 5, 6 y 9. En todos estarían personas a las que se les atribuyen delitos graves.

Los incidentes se dieron en los pabellones 3, 5, 6 y 9. En todos estarían personas a las que se les atribuyen delitos graves. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El comandante de la Policía, Patricio Carrillo informó, este marte, 4 de agosto del 2020, que la disputa entre ‘Los Choneros’ y ‘Los lagartos’ por temas relacionados a economías ilegales y narcotráfico sería la causa principal de la revuelta carcelaria que dejó 11 internos muertos y seis policías heridos.

Según el jefe policial, las dos bandas tendrían armamento pesado en la cárcel. Las investigaciones señalan que las municiones y armas estarían ocultas en caletas. Por eso la Policía y la Fiscalía han emprendido acciones para identificar los depósitos.

El comandante Carrillo señaló que los incidentes se dieron en los pabellones 3, 5, 6 y 9. En todos estarían personas a las que se les atribuyen delitos graves.

Por el momento, la Policía ha identificado a dos internos que sería parte de los responsables de la revuelta de ayer.

Además, se conoció que la Fiscalía tuvo acceso a informes que señalan las hipótesis de quienes serían los posibles líderes de las dos mafias.

Las investigaciones por los hechos por los hechos ocurridos en la Penitenciaría se extendieron a sectores del sur de Guayaquil. Agentes vigilan a otros posibles miembros de las bandas.

Los informes policiales también señalan que los fallecidos murieron en los enfrentamientos entre bandas. El jefe policial descarta que los agentes hayan abatido a las víctimas y señaló que los gendarmes ingresaron con armamento no letal.

En tanto, por parte de los internos se encontraron 368 indicios balísticos.

Los seis policías heridos con balas se encuentran estables. Uno de ellos perdió un ojo.

Suplementos digitales