Santiago Guarderas pide a Quito Honesto evaluar las …
Ecuador solicitó prórroga hasta el 9 de agosto del 2…
Pamela Troya, activista Lgbtiq, habla de Twitter, su…
En Manabí, los COE cantonales están activos tras los…
Tener más de 120 personas muertas en dos motines car…
EE.UU. pide a vacunados llevar mascarilla en interio…
La iniciativa Consenso por el Empleo generó 12 propu…
Comisión legislativa recibió otra propuesta para Ley…

La atención fue normal en las nuevas notarías de Cuenca

Irene Pesántez, directora del Consejo de la Judicatura de Azuay, recorre el cuarto de archivo, con el notario primero, Édgar Cevallos. Foto: EL COMERCIO

Irene Pesántez, directora del Consejo de la Judicatura de Azuay, recorre el cuarto de archivo, con el notario primero, Édgar Cevallos. Foto: EL COMERCIO

Unos mostrando sus nuevos espacios listos y otros haciendo los últimos ajustes, iniciaron sus actividades, esta mañana, 2 de enero del 2014, los nuevos 24 notarios de Azuay. A algunos usuarios les tomó de sorpresa encontrar cerradas las oficinas de los notarios anteriores.

Esta mañana, Irene Pesántez, directora del Consejo de la Judicatura de Azuay, visitó las oficinas de algunos servidores públicos para constatar que los espacios sean adecuados para la atención a todo público: personas con capacidades especiales y de la tercera edad.

Según Pesántez, solo a dos notarios les dieron plazo, hasta marzo próximo, para que se ajusten a los cambios, porque siguen laborando en inmuebles estrechos, sin accesos para todas las personas. Otros, en cambio, están implementando cambios como la entrega de tiquetes electrónicos, una oficina que hace de caja para los cobros… para ordenar y agilitar la atención.

En el primer día, la afluencia de personas fue relativa. Por ejemplo, en la Notaría Primera que atendía un promedio de 80 personas a diario, hasta el mediodía de hoy despacharon unos 20 trámites. En cambio, en la vecina Notaría Segunda hubo más presencia de usuarios.

Para el Notario Primero, Édgar Cevallos, por inicio del año y los cambios de notarios la gente dejó para otro día cualquier trámite pendiente que puede esperar. Consideró que en los próximos días se irán regulando las actividades.