Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 19 de junio del 2021
Una familia unida espera la recuperación de policía …
El patrimonio de Quito ya tiene 115 guardianes
La pandemia no afectó a la oferta de estudios extrao…
La figura paterna, entre realidad y ficción en la pantalla
Pichincha superó a Guayas en muertes por covid-19 en el 2020
Ministro de Trabajo: ‘Retorno a la oficina dependerá…
Juanes: ‘En la música no hay barreras’

Dos asesinatos en Manta en dos días

En las afueras de la casa de Rody  F.   El   hombre   asesinado ayer  permanecía con cuatro amigos más.   Hay temor en el barrio.     Foto:  EL COMERCIO

En las afueras de la casa de Rody F. El hombre asesinado ayer permanecía con cuatro amigos más. Hay temor en el barrio. Foto: EL COMERCIO

El sábado a las 21:30 dos presuntos sicarios asesinaron a Óscar T., de 25 años. El hecho sucedió en el barrio La Paz, en el noreste de la ciudad. Ellos se movilizaban en una motocicleta.

Mientras los familiares y amigos velaban el cuerpo de Óscar, a tres cuadras de ese lugar mataron ayer, a las 12:30, a Rody F., de 27 años. Él permanecía junto a cuatro amigos.

De pronto, una camioneta doble cabina negra paró su marcha. Adentro iban cuatro sujetos. Uno de ellos se bajó, era de mediana estatura y tez blanca, cuenta un vecino del lugar. Ese individuo se acercó hacia Rody, sacó un arma de fuego y le disparó al rostro y al pecho. Seis tiros impactaron en el cuerpo y murió de contado.

Los familiares de Rody ingresaron a su pariente muerto a la casa. La Policía llegó al lugar pero no pudo hacer nada para retirar el cadáver y realizar las diligencias legales.

La noticia sobre el asesinato del joven recorrió Manta inmediatamente. En poco tiempo los amigos y familiares coparon los exteriores de la casa ubicada en la calle 117 y avenida 200.

El hermetismo era total. Hasta las 15:15, los jefes de la Policía no habían recopilado mayores datos sobre ambos asesinatos.

Los controles de los agentes en las vías de acceso a Manta se intensificaron ayer, después del mediodía. Efectivos de las fuerzas especiales de la Policía pararon vehículos en cuyo interior presumen se movilizan personas sospechosas.

Revisaron los automotores causando molestias a los usuarios. “Son los controles de rigor, estamos solicitando a la gente que nos colaboren”, manifestó un gendarme que actuó en estas operaciones antidelictivas.

En lo que va del año, entre los cantones Manta, Montecristi y Jaramijó han sido asesinadas 56 personas. En 31 acribillamientos los presuntos asesinos se movilizaban en motos.