2 de October de 2011 00:08

‘Aparentaban estar borrachos y nos robaron’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con mi familia realizaba una visita social en la parroquia Pasa,   a unos  30 minutos del centro de Ambato. Una vez allí, nuestros anfitriones insistieron en pedirnos que nos quedáramos a dormir y que regresáramos al día siguiente. Así lo hicimos.

Creí que era la mejor decisión, pero me equivoqué. Nos levantamos a la 05:30 para abordar el  bus que salía a las 06:00. En el último momento, decidimos tomar un auto   blanco que  hacía de   taxi.

Una vez adentro, presentí  que algo malo nos iba a ocurrir. En el trayecto el conductor recogió a una señora. No consultó nuestra opinión.   En la mitad del camino vimos a dos hombres que caminaban, vestían un poncho rojo y sombrero. Mientras nos acercábamos, nos daba la impresión de que estaban borrachos. Ellos iban por la mitad de la calle y obstaculizaban el paso. Hablaban  en voz alta. El chofer   detuvo el vehículo.

La señora preocupada le dijo que no se bajara. No hizo caso. El muchacho les pidió que se retiraran de la carretera. Los dos hombres  hicieron el ademán de apartarse, pero cuando se le aproximaron lo golpearon y empujaron.

El joven cayó al suelo, pero antes se golpeó en un extremo del auto. Nos  asustamos. Todo pasó  rápido.

Los desconocidos nos insultaron con palabras obscenas. Enseguida uno de ellos sacó un cuchillo.  El conductor, frente a los hechos, se mostró conciliador y les rogó que no nos hicieran daño.

La señora lloraba y temblaba de miedo. El otro hombre empezó a hurgar en nuestras pertenencias. 

Me robaron USD 30 y el celular que fue el regalo de uno de mis hijos. A la señora le sustrajeron USD 50 que  dijo era  para comprar los víveres de la semana. Además, se llevaron  la radio del auto,  el celular y dinero del chofer. No satisfechos con   eso, continuaron golpeando al muchacho.

Lo pateaban en el suelo.   En ese momento no había nadie. Sentí rabia por la cobardía de esos hombres y sentí deseos de golpearlos. Pero huyeron de prisa. Creo que  eran del sector. Luego de varias horas llegó el bus y la gente nos auxilió. La búsqueda de los dos hombre fue infructuosa. Ahora intento viajar con mayor precaución y desconfío de los ‘borrachos’ que caminan por   la carretera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)