El informe del caso Celi tendrá nueve componentes
Máximo ente de rehabilitación cumple este 2 de agost…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 2 de agosto del 2021
El Ejecutivo remitirá dos pro formas este 2021
En Ecuador se habla sobre restricciones para no vacunados
Las comunas del cantón Urcuquí se organizan en contr…
La gobernabilidad de Quito está a prueba en el Concejo
Ecuador suma 226 nuevos casos y acumula 487 598 posi…

El acceso a El Pan está restringido tras ataques a militares

La mañana de este lunes los accesos a esa población por el lado de Mataje y Guadalito, fueron restringido por disposición del alto mando de la militar por seguridad. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

La mañana de este lunes los accesos a esa población por el lado de Mataje y Guadalito, fueron restringido por disposición del alto mando de la militar por seguridad. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

La mañana de este lunes los accesos a esa población por el lado de Mataje y Guadalito, fueron restringido por disposición del alto mando de la militar por seguridad. Foto: EL COMERCIO

Los controles de la Armada se extremaron en la frontera norte tras el ataque de grupos subversivos colombianos la tarde del sábado, 17 de marzo del 2018, en la población de El Pan, que dejó heridos a tres militares.

La mañana de este lunes los accesos a esa población por el lado de Mataje y Guadalito, fueron restringido por disposición del alto mando de la militar por seguridad.

En ambos accesos hay puestos de control militar. Ahí se pide documentación a quien van hacia Mataje, igual ocurre en Guadalito, donde están más de 20 uniformados de la Armada y grupos de especiales de la Policía.

Desde Guadalito al El Pan hay 10 kilómetros por un camino pedregoso. Algunos habitantes que salieron a pie desde esta zona evitaron hablar de lo que ocurre en esa población separada de Colombia por el río Mataje.

Según algunos habitantes de Guadalito, entre la población de unas de 300 personas, existe temor, pues fueron testigos del traslado de los militares heridos.

“Solo escuchamos que corrían y el sonido del helicóptero que aterrizó en la cancha del pueblo no produjo pánico”, dijo uno de los habitantes de Guadalito.

Entre los habitantes de ese poblado hay temor, dicen que muchos de los habitantes de El Pan han empezado a abandonar la zona por los últimos enfrentamientos.

También los rumores de posibles atentos contra la población, esto ha generado más miedo.