31 de January de 2012 00:01

60 funcionarios fueron notificados

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los resultados de las evaluaciones en la Función Judicial se conocieron ayer en Azuay. Ayer, 60 funcionarios que no alcanzaron los 70 puntos en la evaluación que realizó el Consejo de la Judicatura Transitorio, en noviembre pasado, fueron notificados para los despidos.

Se vivieron momentos de tensión, llanto, inconformidad y molestia entre los funcionarios. La mayoría no se desprendía de sus computadoras para revisar su correo electrónico, el medio a través del cual fueron notificados.

Para el juez de la Sala de la Niñez, Adolescencia y Laboral de la Corte, Pablo Vintimilla, fue una sorpresa recibir el e-mail en el que le notificaron que no reunió los 70 puntos. Él junto con Luis Urgilés y Guillermo Ochoa son los jueces de esa sala. Los dos primeros fueron notificados.

En la tarde, en su oficina ubicada en el edificio de la Presidencia de la Corte (Centro Histórico), Vintimilla redactaba una solicitud de recalificación. Según él, no le calificaron algunas estadísticas que incluyó en el examen.

Él y Urgilés no quisieron hablar sobre el tema. En la Función Judicial de Azuay laboran unos 280 funcionarios. Según Jorge Avilés, presidente de los servidores judiciales, el 80% de los notificados es secretarios, ayudantes judiciales y amanuenses.

Él es otro de los que está en la lista. Obtuvo la calificación de 67,61. Según él, hay un error porque no le calificaron la productividad. También se acogerá a la recalificación y anunció que como Asociación interpondrán un reclamo formal.

Según él, estuvieron confiados porque Cuenca ha sido reconocida públicamente por el Gobierno y autoridades del Consejo de la Judicatura Transitorio como un ejemplo de administración de justicia transparente.

Hasta la tarde de ayer, el presidente de la Corte Provincial de Justicia, José Orellana, no conocía el número de funcionarios notificados que podrían dejar sus cargos. Pero insistió que todos están en el derecho (hasta dos días después de ser notificados por escrito) de pedir la recalificación.

Él tampoco conocía en qué tiempo los notificados serán reemplazados. “Entiendo que todos seguirán en sus cargos hasta que sean legalmente reemplazados, mediante concursos para ocupar esos cargos. Sino tendríamos un problema gravísimo”.

Orellana dijo que sigue pensando que Azuay es un referente en la justicia porque confía en que habrá recalificaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)