29 de noviembre de 2017 10:38

Sector avícola orense preocupado por sobreproducción de pollos

Para cubrir la demanda nacional, explicó Seraquibe, deben entrar al país unas 170 000 gallinas reproductoras al mes; sin embargo, ingresan entre 210 000 y 230 000.

Para cubrir la demanda nacional, deben entrar al país unas 170 000 gallinas reproductoras al mes; sin embargo, ingresan entre 210 000 y 230 000. Foto: Cortesía Prefectura de El Oro

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sector avícola de El Oro se reunirá este jueves 30 de noviembre del 2017 con representantes de la Superintendencia de Control del Poder del Mercado. La cita, que se efectuará a las 16:00 en la Prefectura, tiene por objetivo buscar soluciones a una afectación en el sector productivo por una supuesta sobre producción de pollos.

Uno de los cantones orenses más afectados es Balsas, según Yuber Añazco, productor local. Sólo en esa jurisdicción, que concentra el 9,22 % de la producción avícola nacional, se calculan pérdidas de hasta USD 1 millón cada semana.

Bismarck Seraquibe, gerente de la Asociación de Pequeños Avicultores Balmar, de Balsas, asegura que la sobreproducción se debe a la importación excesiva de aves reproductoras desde Brasil.

Para cubrir la demanda nacional, explicó Seraquibe, deben entrar al país unas 170 000 gallinas reproductoras al mes; sin embargo, ingresan entre 210 000 y 230 000.

Esto conlleva a que haya más huevo fértil en el mercado y que las incubadoras oferten más pollos bebés a los productores, lo que ha generado una sobreproducción nacional de al menos 6 millones de pollos.

Hasta 2014, recordó, la compra era regulada: cada empresa tenía cupos de importación. “Esto permitía regular la cantidad de pollos de acuerdo con el promedio de consumo per cápita. Pero ahora el ingreso de las reproductoras no tiene la misma regulación”, comentó.

En los galpones el intermediario ha llegado a pagar hasta USD 0,40 la libra, cantidad que según los granjeros, no cubre el costo de producción, que bordea los USD 0,70. Con esto, el productor pierde entre USD 2 y USD 2,50 por pollo.

Kléber Chamba, avicultor de la zona, cuenta que antes vendía 4 000 pollos a la semana, ahora comercializa la misma cifra cada quince días. Sus pérdidas bordean los USD 9 000 semanales.

Chamba asegura que dejar vender no es una opción por ahora, pues eso le haría perder el mercado. Cree que las autoridades gubernamentales deben atender esta problemática. En los últimos años, afirma, hay grandes empresas avícolas que han crecido de manera desproporcionada, acaparando el mercado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)