28 de enero de 2021 00:00

El sector turístico pide que se definan medidas para el feriado de Carnaval

El COE cantonal de Playas tiene previsto reunirse este viernes para adelantar el plan para el Carnaval. Foto: cortesía Municipio de Playas

El COE cantonal de Playas tiene previsto reunirse este viernes para adelantar el plan para el Carnaval. Foto: cortesía Municipio de Playas

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 9
Elena Paucar
Redactora (I)

El Carnaval del 2020 fue el último que dejó ingresos rentables al sector turístico. En el país se generaron USD 65,3 millones y se desplazaron más de 725 900 personas, una buena señal de recuperación tras las protestas de octubre de 2019 que frenaron la movilidad.

Pero también fue el último feriado regular, poco antes de la pandemia por covid-19. Desde entonces, Esperanza López no ha visto llenas las 38 habitaciones de su hotel en General Villamil Playas, en Guayas.

“No pasamos del 25% de ocupación. Vivimos en incertidumbre porque estamos a pocos días del feriado y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional aún no da una directriz. Necesitamos que se tome resoluciones a tiempo”, pide la Presidenta de la Cámara de Turismo de Playas, a 15 días del feriado.

Entre esta semana y la próxima se tiene previsto que los COE cantonales definan medidas de control y bioseguridad para los días 13, 14, 15 y 16 de febrero en sus localidades. Pero López insiste en que al final pesarán las disposiciones del comité nacional que, generalmente, se ha pronunciado a pocos días de los feriados.

“No podemos hacer reservaciones ni pedir anticipos porque luego debemos devolver el dinero. Ahora solo tenemos listas de espera”.

Las resoluciones del COE nacional están ligadas a los indicadores epidemiológicos. El Ministerio de Salud ha reportado en lo que va del año
19 634 casos confirmados (el 8% de los 242 146 casos acumulados), con mayor incidencia en Pichincha, Guayas, Manabí, Azuay, El Oro y Tungurahua.

El Colegio de Médicos del Guayas ha pedido que se suspenda no solo el feriado de Carnaval sino también el de Semana Santa. Esto, debido al posible riesgo de contagios por la gran movilidad y porque las unidades de cuidados intensivos siguen al límite.

El alcalde de Playas, Dany Mite, dice que la curva de contagios en su cantón es baja. Como ejemplo pone al barrio San Antonio, donde en esta semana aplicaron pruebas en 180 casos sin tener resultados positivos.

No tienen terapia intensiva, pero adecuaron 12 camas en un área de recuperación respiratoria que por ahora solo tiene tres pacientes. Por eso ha convocado al COE local mañana, para evaluar las medidas del feriado.

“No podemos cerrar, porque necesitamos recuperarnos económicamente.
Pero también estamos conscientes de que nos abrimos a todo el Ecuador. El último Carnaval recibimos a 300 000 turistas”, dice.

Desde el Cabildo se ha dado capacitación a los operadores turísticos para que cumplan con la bioseguridad.

Los estudios de capacidad de carga arrojan que cada 1,5 km de playa puede recibir a unos 3 000 turistas. Una de las propuestas es que la Comisión de Tránsito regule el flujo de autos en el peaje, en Progreso y a la entrada, según los datos del balneario.

Santa Elena tiene 22 playas abiertas al público de 08:30 a 17:00. En el feriado, el Municipio apunta a la reactivación del turismo, actividad de la que dependen 7 000 familias del cantón.

“Para Carnaval seremos más estrictos con el control del aforo y distanciamiento. Planificamos el cierre de playas con ayuda de la Policía y la Comisión de Tránsito, una vez cumplido el aforo”, explica César Pinoargote, director de Riesgos del Cabildo.

Una de las estrategias es que agentes de control municipal y de la Policía Nacional vigilen las playas de Ballenita, Punta Blanca, Ayangue, Montañita y Chulluype, para limitar el acceso si hay una afluencia excesiva.

De aplicarse el cierre controlado, solo se permitirá el ingreso a los turistas con reservas en hoteles. También a quienes tengan una propiedad o residencia en el balneario.

Carlos Abad, presidente de la Cámara Provincial de Turismo de Santa Elena, asegura que desde los COE cantonales han tenido un respiro. Pero pide al COE nacional tomar decisiones en conjunto.

“No estamos en contra de precautelar la salud, pero necesitamos trabajar coordinadamente. Cerrar las puertas en su totalidad ahonda más la crisis en el sector”. Pone de ejemplo los espacios de alojamiento (26 000 camas en la provincia), que los fines de semana alcanzan entre el 40 y 50% de ocupación. Entre semana, las cifras bajan al 5 y 10%.

En Atacames, uno de los destinos turísticos de Esmeraldas, las decisiones se tomarán el 3 de febrero. El Municipio adelantó que incluso planifica un programa festivo.

En contexto

En diciembre, el Gobierno decretó un estado de excepción y dispuso el cierre de playas para Navidad y Año Nuevo. Ahora, el gremio pide que se adelanten resoluciones para los cuatro días de Carnaval, el segundo feriado más importante en ingresos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (5)