10 de diciembre de 2018 14:30

El sector comercial crece, pero no en los niveles esperados, según la Cámara de Comercio de Guayaquil

Pablo Arosemena, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio del Ecuador, dijo que el sector comercial ha tenido inconvenientes para crecer en este 2018. Foto: EL COMERCIO

Pablo Arosemena, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio del Ecuador, dijo que el sector comercial ha tenido inconvenientes para crecer en este 2018. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Guayaquil
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

2018 ha sido un buen año para Ecuador, pero no igualó al 2017 en el lado comercial. Pablo Arosemena como presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio del Ecuador lo resumió así: “Estamos creciendo cuatro veces menos que el año pasado”.

De enero a noviembre de 2017 hubo un crecimiento del 11% frente a iguales meses del 2016.

En tanto, hasta septiembre de este año el sector creció en un 3% frente a igual período del año previo. Los datos corresponden a un balance calculado a escala nacional.

Para acrecentar esas cifras, Arosemena propuso tres áreas en las que hay que trabajar y a las que denominó “las llaves del crecimiento económico”: lo tributario, lo laboral y la tramitología.

Desde lo tributario, el directivo propuso reducir impuestos, sobre todo los de salida de divisas y el anticipo del impuesto a la Renta. El siguiente paso está en el trabajo y según la Federación de Cámaras de Comercio, la mejor estrategia es flexibilizar las contrataciones. Y, por último, los trámites que habría que aligerar para que las importaciones aumenten.

En la parte de trámites, Arosemena felicitó la derogación de la resolución 116, que si bien ayuda "se queda corta", dijo. Aquí es donde toman protagonismo los reglamentos técnicos, que según Francisco Briones, como director de Investigaciones y Proyectos de la Cámara de Comercio de Guayaquil, se transforman en trabas.

Briones menciona que hay unos 300 reglamentos, que se vienen generando desde 2013 y son una especie de instructivos para explicar cómo importar.

"A los calefones se pedía que no vengan con cierta parte del calefón; se lo comunicaba al fabricante en China, pero te decían desde allá que si lo hacías así no te iba a calentar el agua", ejemplificó.

La otra parte de estos reglamentos, de acuerdo con Briones, son los certificados que hay que sacar por cada importación que se hace. "Si el contenedor llegó al día siguiente hay que presentar un nuevo certificado", dijo y agregó que eso encarece el producto.

Los directivos insistieron en que la desaceleración económica se ha dado por el ajuste del gasto del Estado mal enfocado.

Briones puntualiza que es necesario incentivar el gasto público productivo, es decir, todo lo referente a inversión, obra pública y construcciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)