16 de September de 2009 00:00

‘Sarao cerrará su centro, busca otros proyectos’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil 
guayaquil@elcomercio.com

El Festival Internacional de Teatro  cumplió su duodécimo  año. En este  hubo  menos grupos   y   menos sedes.



HOJA DE VIDA
Luis Mueckay
Guayaquil (1957),   es actor, coreógrafo y  director. Integró El Juglar y, en 1979,   fue a México a   estudiar  teatro y comunicación. En 1988 funda el colectivo   Sarao y en 1990,  la Asociación Cultural o Centro.Esta fue una edición   modesta,  por un recorte del presupuesto del Ministerio de Cultura. Hubo reconsideraciones del Sistema Nacional de Festivales y se    recalificó al nuestro. Con menos dinero  era imposible hacerlo,  pero no  quisimos  cortar ese     intercambio con el público  que   lleva 12 años.

¿En qué incidió la recalificación del Ministerio?

Algunos grupos, especialmente extranjeros, se quedaron fuera. Concentramos  todo en nuestro teatro y  hubo presentaciones  en el Centro Cívico y en el MAAC. No hubo ayuda para el componente estudiantil.  Pese a ello, se realizaron     funciones abiertas para  estudiantes fiscales.

¿Qué valores tomaron  en cuenta para   la recalificación?

Por ejemplo, dijeron   que era un festival local ya que se hacía   solo en Guayaquil. ¿Cómo vamos a extendernos    con los pocos     recursos?  Manta, por ejemplo, tiene un teatro que no le cuesta,  ya que es de   la Universidad Laica, recibe   apoyo del Consejo Provincial, del Municipio y de la   Universidad. Pienso que         los tecnócratas  deben contemplar hacer   evaluaciones   in situ. Pedíamos que vinieran  para que conozcan el proyecto y      no lo hicieron.Nos dijeron que   tomaron en cuenta nuestra trayectoria, de lo contrario, la calificación hubiera sido más baja.

Pero el Gobierno dice que busca     controlar los gastos

Estoy  de acuerdo con que hay que regular las cosas,  porque han existido décadas de mala administración o de ninguna organización, pero esa regulación debe ser más flexible. Los parámetros no pueden ser generales.

 ¿Cuánto dinero se recortó?

Del presupuesto anterior hubo un 20% de menos.  El año pasado tuvimos   USD 50 000. Es una ayuda significativa y hubo  otros apoyos; la mayoría, por trueque.

En    las 13 presentaciones no  hubo una buena asistencia, ¿eso restó recursos?

El público es     completamente impredecible. Por ejemplo, en el Teatro Centro Cívico, pese a que la  presentación  de   clausura fue gratuita (un sábado), solo tres cuartas partes del teatro se llenaron.

Habrá funcionarios  que dirán que Sarao es privado, entonces ¿por qué vamos a entregar recursos estatales?

Sí, pero bajo ese concepto el Estado no debiera apoyar a las universidades casi privadas.  A veces se gasta más dinero en promocionar otras cosas. Incluso, en los festivales hay una gran desigualdad en la distribución de recursos. Por ello, pido  que se    evalúe y valore  con objetividad.

Pero, ¿qué busca?

Que se  vea y evalúe lo que hacemos, que se  tome en cuenta la   capacidad de organización que tenemos, por mucho tiempo,  y que se haga uso de    ello. Contamos con maestros,   cuerpo de baile y    de teatro, actores, sistemas de formación     y promoción. Nos cuesta  mantener una sala de teatro. Hay ofrecimientos concretos de Cultura y  de la Municipalidad.

¿Como cuáles?

El del  Ministerio de Cultura es para un centro integral y que la gente de pocos recursos  pueda, si tiene  vocación para la danza y el teatro, hacer   carrera. No me importaría  cerrar una sala de teatro, si se concreta el proyecto   para la formación de artistas.

O sea, el Centro se cerrará y, Sarao, como grupo, ¿seguirá?

Hay que cerrar capítulos. Hay     momentos en que las cosas se van gastando. El grupo, incluso, como sanidad,  necesita cerrarse  y comenzar con nuevos proyectos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)