24 de marzo de 2018 00:00

En Santo Domingo está la mejor parrillada del país

El restaurante Oh Qué Rico se especializa en parrilladas. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

El restaurante Oh Qué Rico se especializa en parrilladas. Fotos: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 17
Bolívar Velasco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La carne asada que se prepara en las parrillas de Santo Domingo de los Tsáchilas tiene un aspecto rojizo, jugoso y un poco burbujeante.

El corte de lomo fino, que es el más demandado por los comensales, es fácil de digerir, por la suavidad que alcanza tras el contacto con la brasa.

Los términos medio o tres cuartos, solicitados por los clientes que van a los restaurantes de la provincia, son los preferidos pues así degustan mejor la calidad del producto.

Estas características de preparación de la carne hicieron que Santo Domingo de los Tsáchilas fuera catalogada por el Ministerio de Turismo como la ‘Parrillada del Ecuador’.

Esta designación se dio en el marco de la campaña que realiza esa entidad, para posicionar el listado de platos populares del Ecuador.

La provincia tsáchila alcanza este estatus luego de tres décadas de experiencia en el manejo de toda la cadena ganadera que engloba la crianza, engorde, corte, cuidado y preparación del producto.

Los turistas llegan para degustar la parrillada tsáchila en Che Luis. Foto:  Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

Los turistas llegan para degustar la parrillada tsáchila en Che Luis.  


La provincia dispone de ganado de carne y de engorde de los cuales se extrae el lomo fino que se prepara a la parrilla.

El chef argentino Santiago Rivero, uno de los pioneros en la elaboración de parrilladas en la provincia, dice que los toretes y novillos de menos de 2 años son ideales para los ­asados. Se aprovecha el ganado de alta genética, como el brangus, braford, nelore y brahman, que son considerados potenciales generadores de carne de gran calidad.

En la parrilla, esta carne se cuece sin la necesidad de agregar muchos ingredientes.

Luis Torrico, otro argentino que es propietario de parrilladas Che Luis, comenta que de esa forma se aprovechan todas las bondades de la carne, pues eso se traduce en un buen sabor y frescura. Clientes de Quito, Guayas, Manabí y Los Ríos son los que más acuden a degustar la carne a la parrilla, en los 20 establecimientos que hay en Santo Domingo con oferta única de asados.

Torrico señala que los comentarios de los comensales de otras provincias fueron fundamentales para dar a conocer la parrillada tsáchila. Este plato lleva lomo fino, bife de chorizo y embutidos como principales ingredientes.

Se sirven en pequeños fogones que mantienen caliente el producto. El plato se acompaña con yuca (a veces papa), salsas y ensaladas de vegetales.

Jimmy Contreras vive en el cantón Durán y cuando pasa por Santo Domingo hace una parada para llevar a su natal Esmeraldas una parrillada. La prefiere, porque la carne no sale tan reseca, llega bien condimentada y en el tono ideal.

Las primeras importaciones de ganado, hace 30 años, ayudaron a apuntalar la parrillada santodomigueña.

El dirigente ganadero Grúber Zambrano explica que, en ese entonces, se introdujo ganado de Uruguay, Paraguay y Costa Rica, como una propuesta diferente para innovar el hato ganadero existente, dominado en esos años por semovientes de la zona.

Luego vino la puesta en marcha de la feria ganadera, adonde actualmente llega la mayoría del ganado de carne del país. En ese lugar se mueven al menos 5 000 reses a la semana. La provincia tiene una población ganadera de 35 000 reses para carne, pero en total hay más de 350 000 semovientes.

Según la Asociación de Ganaderos de Santo Domingo, al año en la provincia se generan 43 800 libras de carne de res.

De esa cantidad, casi el 60% se envía a las provincias de la Sierra y el restante queda para el consumo interno.

Los restaurantes especializados en asados de carne tienen ofertas para hacer más atractivos sus platos. Por ejemplo, el local Mister Pincho incorpora la salsa BBQ y la yuca como un plus de su oferta
.
El propietario de este establecimiento, Paulo Morales, asegura que de esa forma sus comensales no solo disfrutan de la carne en estado puro sino con aderezos que la hacen más atractiva al paladar.

La propuesta del plato popular se gestionó hace cinco años, pero hace un mes tomó fuerza cuando el Ministerio de Turismo aceptó la iniciativa.

En contexto

La denominación de Santo Domingo como ‘Parrillada del Ecuador’ se resaltará en un festival. En septiembre se prevé preparar la parrillada más grande del país, con 5 000 unidades. Además, se aprobará una ordenanza municipal y una ruta turística ganadera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (5)