27 de noviembre de 2020 18:01

Santo Domingo implementa una norma para tratar la basura infecciosa del covid-19

En estos meses de la pandemia por el coronavirus se arrojan mascarillas en las calles de Santo Domingo. Foto: EL COMERCIO

En estos meses de la pandemia por el coronavirus se arrojan mascarillas en las calles de Santo Domingo. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bolívar Velasco

La situación actual de la recolección de desechos infecciosos y peligrosos, en una coyuntura marcada por la generación de basura por la pandemia del coronavirus, se conoció en el cantón Santo Domingo.

La recolección de esta basura pasó de 1,6 a 3,5 toneladas al día entre abril y lo que va del año, informó el Municipio este viernes 27 de noviembre del 2020.

El incremento se debe a que en los hospitales, clínicas y subcentros se emplearon más insumos médicos para atender a los pacientes infectados de covid-19. Entre los infecciosos están las jeringas, recipientes de vidrio y plástico, mascarillas, guantes, bisturíes, entre otros.

Al finalizar este 2020 se espera que la recolección de estos materiales infecciosos llegue a 420 toneladas.

Estos datos se dieron a conocer durante la discusión y aprobación en primer debate de la ordenanza de recolección, transporte y disposición final de desechos infecciosos y peligrosos.

Santo Domingo no tenía una normativa específica para regular este proceso, aseguró el concejal Gonzalo Yépez. La disposición vigente solo tiene en cuenta a la basura domiciliaria cuya tarea la realiza la empresa privada Ecoambiental.

La ordenanza se aplicará en función a lo exigido por el Ministerio de Ambiente y Agua. El servicio al momento se realiza de forma gratuita para 105 hospitales públicos y casas de salud privadas y veterinarias.

El Cabildo subsidia cada año USD 500 000 por mantener esta recolección, que se hace de forma independiente a los desechos que generan los domicilios. Para este trabajo se cuenta con 200 personas.

De acuerdo con el alcalde Wilson Erazo, hay otros 3780 establecimientos que producen este tipo de basura y no están dentro de una clasificación en la fuente. “Sucede que mezclan la basura corriente con este tipo de desechos peligrosos. Y esa es una forma de evadir los procedimientos”.

En la normativa municipal se incluyó una tasa de pago que se calculará en función de cada kilogramo recopilado. El costo será de USD 1,67 por kilogramo y tendrán que pagarlo todos los lugares que generan estos desechos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)