9 de abril de 2020 00:00

1 934 sanciones por mal uso del salvoconducto en Quito

En la av. República y Eloy Alfaro se realizó ayer uno de los operativos para vigilar placas y buen uso de salvoconducto.

En la av. República y Eloy Alfaro se realizó ayer uno de los operativos para vigilar placas y buen uso de salvoconducto. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Ana María Carvajal
y Diego Bravo
Redactores (I)

Con las nuevas medidas de restricción en la circulación vehicular, la cantidad de vehículos que transitan en Quito debería ser un 80% menor a lo habitual.

A pesar de que desde el lunes está en vigencia la medida que permite que los autos puedan salir solo una vez por semana, según el último dígito de su placa, aún se puede ver en vías como la Mariscal Sucre o la Maldonado alto movimiento.

Uno de los problemas es el mal uso de los salvoconductos emitidos por el Ministerio de Gobierno. Estos documentos están disponibles en línea; a la gente solo le toma unos minutos llenar el formulario para obtener uno. Pero se han abierto al menos tres procesos para obtenerlos, dos de ellos incluyen un código QR.

Made with Flourish


Datos de esa Cartera señalan que en el país desde el 17 de marzo hasta las 13:00 de ayer se emitieron 1 694 544 salvoconductos, de 3 367 034 solicitados. No se aceptaron todas las solicitudes, porque el 50% de no pasó los filtros del sistema.

Sin embargo, los datos no coinciden. Según Guillermo Abad, secretario de Movilidad, se calcula que solo en Quito se autorizaron cerca de un millón de permisos. Es decir, la cantidad de permisos emitidos triplicaría el parque automotor de la ciudad (475 000 carros).

Agrega que existe confusión con el proceso, pues hay personas que piden un salvoconducto sin tener auto o quienes lo han sacado más de una vez.
En cambio, el alcalde de Rumiñahui, Wilfrido Carrera, dijo ayer que en Pichincha hay unos 300 000 salvoconductos.


Allí también hay problemas por el abuso de este recurso. Por eso pidió que, a través de la Policía, se analice cada salvoconducto, para saber si es indispensable según la función que cumple cada persona. Además, allí se dispusieron cinco winchas para retirar los vehículos infractores.

El mal uso del salvoconducto es frecuente en Quito, dice Jorge Maldonado, presidente de la Federación de Agentes Civiles de Tránsito del Ecuador.

“El principal problema es que cualquier persona con RUC sacó uno y no especifica la actividad que realiza. La libre circulación es para los sectores prioritarios, pero hay quienes venden perfumes o distribuyen ropa y lo obtuvieron”, dijo.


También se ha detectado que amigos de médicos lo consiguieron. Maldonado participa en los operativos que se realizan diariamente en Tumbaco y cuenta que, desde las 05:00 hasta las 14:00, entre 10 y 15 conductores han sido sorprendidos por usar el documento de forma inapropiada.

Este Diario hizo un recorrido en diferentes puntos de la ciudad. Los agentes de tránsito coincidieron en que quienes hacen un mal uso de ese documento recurren a varios pretextos para justificarse.

En uno de los controles desplegados en el intercambiador de Chillogallo, en el sur de la ciudad, se encontró a personas que dijeron dedicarse a la venta de productos de consumo masivo pero, al verificar la información, no era cierto, relata Óscar Hoyos, coordinador de la AMT en la zona sur.

En otros casos, los conductores muestran a los uniformados los salvoconductos de sus familiares. También hay quienes les dicen que solo salieron para hacer compras de comida o medicinas, lo cual es prohibido fuera de los días que, según la calendarización vigente, pueden circular libremente.

Se han detectado casos en los que una persona presenta un salvoconducto con el registro de hasta 20 placas de diferentes vehículos y no tienen ninguna justificación.

Juan Manuel Aguirre, director de la AMT, señala que en los últimos días parte de la ciudadanía se ha relajado y la circulación es casi normal en algunos puntos. Su personal efectúa operativos en Tumbaco, Cumbayá o la Mitad del Mundo.

También en las afueras de la ciudad y en puntos álgidos como los mercados Mayorista, San Roque, Chiriyacu, Las Cuadras y en los alrededores de supermercados y centros comerciales donde funcionan bancos, farmacias, etc.

Cuando empezaron las medidas, la AMT, la Policía y el Ejército hacían exhortos. Luego aplicaron multas reducción de puntos de la licencia.Desde el martes, 100 grúas están listas para sancionar a los infractores. Hasta ayer, retiraron 83 vehículos por mal uso del salvoconducto o por parqueo indebido. Los devolverán cuando terminen las restricciones por la emergencia sanitaria.

De los 48 234 carros revisados del 17 de marzo al 7 de abril, 39 796 presentaron salvoconducto. “Esto boicotea la medida, porque la gente no diferencia una emergencia real de la comodidad”, dice Abad. De ellos, 1 934 recibieron citación y 146 fueron multados por circular con placa no permitida.

El Municipio espera luz verde para hacerse cargo del trámite, dejar sin efecto los permisos que no pertenezcan a sectores prioritarios. Los nuevos solo se emitirían en casos estrictamente necesarios y con documentos que prueben la emergencia o necesidad extrema. Para controlarlo, se alista una aplicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (4)