12 de noviembre de 2020 14:18

Viceministro de Salud señala que vacunas contra el covid-19 tendrán una certificación de uso de emergencia

Las vacunas contra el covid-19 aún están en etapa de desarrollo. Foto: Reuters

Las vacunas contra el covid-19 aún están en etapa de desarrollo. Foto: Reuters

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Mariela Rosero

Todas las vacunas contra el covid-19, que lleguen a Ecuador, pasarán una calificación de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), que está a cargo de revisar todos los productos de uso y consumo humano, así como de establecimientos sujetos a control sanitario. Eso ha indicado el Ministerio de Salud.

La mañana de este jueves 12 de noviembre del 2020, en una entrevista en Radio Centro, el viceministro Xavier Solórzano precisó que si todos los estudios que desarrollan las productoras de la vacuna van bien, en el 2021, las autoridades internacionales de regulación sanitaria emitirán una certificación de uso de emergencia.

Solórzano aclaró que "lo que se obtendrá en principio, para todas las vacunas, es una certificación de uso de emergencia, que no es el equivalente al registro sanitaria. Significa que se ha revisado la documentación, comprobado la veracidad y han llegado a la conclusión de que sobre la base de esa información se indica que la vacuna es segura y tiene un grado de eficacia.

Pero esto no impide continuar con el trámite regular de registro sanitario, que es un proceso más largo, que puede durar entre ocho meses a un año. El objetivo es de algún modo adelantar la aplicación de la vacuna en la población". La semana anterior, este Diario hizo un pedido de información al respecto a la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y aún no hay una respuesta.

En una nota publicada por CNN, en septiembre, se informa que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emite esa autorización de uso de emergencia.

Según se explica, en 1997, el Departamento de Defensa de Estados Unidos empezó un programa obligatorio de vacunación contra el ántrax. Pero tiempo después, algunos soldados manifestaron que la vacuna los enfermó, por lo que un juez suspendió el programa, en 2003. Sin embargo el Departamento de Defensa solicitó un permiso de emergencia, para que se pudiera seguir vacunando al personal militar, de forma voluntaria.

A finales de agosto, también el Departamento de Salud de Reino Unido anunció que si descubriera una vacuna contra el SARS-CoV-2 antes de 2021, utilizarán un regulador de medicamentos nacional para brindar una autorización temporal, antes de solicitar cualquier aprobación a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)