4 de enero de 2020 00:00

Controles en Salinas en temporada playera; 400 000 personas estuvieron entre el 31 de diciembre y 1 de enero

El balneario de Salinas lució ayer repleto de turistas. El Cabildo duplicó el personal para la limpieza. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO
valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Ronald Ladines

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Andrea Salazar dudó en viajar con su familia desde Guayaquil hasta Salinas. Había observado los incidentes y los problemas de acumulación de basura durante el feriado de fin de año. Pero cuando llegó al balneario se sintió tranquila.

“La playa está limpia, mi preocupación era por los niños, pero llegamos y está todo en orden. Nos quedaremos hasta el domingo”, dijo la guayaquileña, que estaba acompañada de su esposo y sus dos hijos.

Ella vio los videos y fotografías en redes sociales, donde se mostraba a la Policía montada intentando desalojar a las personas que se mantenían libando en la zona del malecón; así como el exceso de basura en la playa y las veredas. Ese panorama cambió y el balneario estuvo limpio la tarde de ayer 3 de enero del 2020.

El alcalde de Salinas, Daniel Cisneros, explicó a este Diario que el video de los disturbios se grabó a las 06:30 del 1 de enero y que hasta la tarde -cuando se hizo viral en redes- el personal municipal ya había cumplido con las tareas de limpieza.

“Delineamos un plan de contingencia, realizamos tres mingas el 1 de enero, con voluntarios, personal municipal y la empresa que da el servicio”.
Según Cisneros, entre diciembre del 2019 y marzo del 2020 se duplica el personal de recolección de basura.

Los planes son mantener la limpieza de la zona del malecón y del cantón en general. Normalmente son 60 trabajadores y durante la temporada playera -que arrancó con el Año Nuevo- aumentará a 120.

Marcelo Torres, un turista venezolano, reconoce la rapidez con que se limpió la playa. Estuvo en Salinas desde el 31 de diciembre y se quedará hasta mañana. “No en todas partes del mundo pasa esto. Es un tema de nuestra falta de compromiso con el medioambiente”.

Según el Municipio, entre el 1 y el 2 de enero se recogieron 500 toneladas de basura en el cantón. En días normales la producción no supera las 80.
La presencia de turistas en Salinas desde el 31 de diciembre hasta el 1 de enero se desbordó. “Superó 12 veces a la población adulta, que es de
40 000 personas”, señaló el Alcalde. Calcula que 400 000 personas estuvieron en el malecón y la zona de playa. La gran concentración causó problemas, pero habría generado un movimiento de USD 2 millones, a decir de Cisneros.

Ada Gómez vive en la calle Jaime Roldós, a dos cuadras del malecón. Es vendedora informal de artesanías y contó que en los festejos hubo descontrol por el exceso de alcohol.

“Todos los años hay problemas parecidos. La diferencia es que esta vez se difundió en las redes y en la televisión”.

El sector turístico tiene una lectura crítica a la gestión municipal. Luis Tenempaguay, de la Cámara de Turismo de Santa Elena, cuestionó la falta de un plan integral. Recordó que mantuvo reuniones de planificación antes del feriado, pero no se acogieron las sugerencias.

“Recomendamos que las carretas de informarles no se ubicaran en el malecón. También que no se vendiera licor en el lugar de los festejos y no se tomó eso en cuenta. Los resultados los vieron todos”.

La Cámara discrepa del número de visitantes que tiene el Municipio. Según el directivo, llegaron 100 000 personas. La mayoría fue turismo interno de Guayaquil, Quito, Cuenca y Ambato y pocos extranjeros, “solo de Perú y Colombia”.

Según videos y fotos que se difundieron, durante los festejos se ubicaron carpas y carretas para vender licor a lo largo del malecón y en la playa; así mismo, se registró a turistas bebiendo en la vía pública.

Según el ministro de Ambiente, Raúl Ledesma, para los próximos feriados deberán imponerse “prohibiciones” para la venta libre de alcohol, en lugar de realizar campañas de concienciación.

Las autoridades anuncian que se tomarán medidas. Para el feriado de Carnaval, en febrero, y los fines de semana de la temporada playera se realizarán controles para evitar que los turistas consuman alcohol en la vía pública. “Hay que tener claro que la idea no debe ser que el turista limpie, la intención es que no ensucie. No es un tema solo de Salinas, debe ser un asunto nacional”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)