20 de diciembre de 2018 00:00

Sacapintas actúan más en diciembre; un servicio gratuito baja el riesgo

Policías revisan a un motorizado en operativo en los alrededores de un  banco, en Quito.

Policías revisan a un motorizado en operativo en los alrededores de un banco, en Quito. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Redacción Seguridad
(I)

Las seguridades se reforzaron este mes. El Grupo de Operaciones Motorizadas de la Policía realiza hasta 10 patrullajes diarios en los alrededores de los bancos (en otros meses planifican hasta cuatro al día).

La idea es evitar que los sacapintas ataquen a quienes retiran dinero. Los agentes saben que en diciembre aumenta este delito por el pago del decimotercero y las compras navideñas.

De hecho, en noviembre del 2017 a escala nacional se reportaron 29 casos y en diciembre del mismo año, 34.

En los primeros seis días de este mes se registraron 10 hechos y en todo el año van 414.

El pasado miércoles 19 de diciembre de 2018 se conoció cómo en el sur de Quito una banda arrebató USD 12 500 a una persona que salía de su oficina. De acuerdo con las investigaciones, una persona armada se acercó al vehículo, apuntó con una pistola y se llevó el dinero.

Pero no estaba solo; otro hombre le esperaba en una moto. Uno de ellos fue detenido en un hospital del norte capitalino, adonde había llegado con una herida en la pierna que fue provocada al huir.

Así operan las bandas de sacapintas

Agentes que siguen estos casos identificaron tres formas de operar: los sacapintas atacan a la víctima cuando llega a su casa con dinero, los interceptan en cajeros o persiguen en motos hasta que la víctima llegue a zonas desoladas.

En la mayoría de casos, los perpetradores utilizan armas de fuego. En el caso de Quito, el Distrito Eugenio Espejo concentra la mayor cantidad de entidades financieras y allí el 83% de los robos se produjo con pistolas o revólveres.

La Policía pide usar el servicio gratuito de traslado de valores que tiene la institución.

Los interesados pueden llamar al ECU-911 y pedir el envío de un patrullero para que los resguarde desde el banco o del lugar donde se encuentre hasta la agencia.

En este año, los policías registraron en el país 22 723 pedidos de resguardo para trasladar dinero. Los agentes dicen que el número es reducido en relación con la cantidad de transacciones que se realizan diariamente.

El 7 de diciembre pasado, en Naranjal (Guayas), un policía también fue atacado mientras custodiaba a una persona que llevaba USD 7 000.
Los sospechosos dispararon contra el uniformado y una bala se alojó en su cabeza.

En Quito, Santiago fue víctima de estas bandas. El pasado 3 de agosto, luego del mediodía fue interceptado por dos hombres en la Portugal y 6 de Diciembre, en el norte de Quito. Los armados le siguieron desde la agencia hasta un restaurante en donde debía encontrarse con amigos. No se percató que lo seguían y cuando estaba en la puerta del local sintió una mano sobre su espalda.

Cuando se volteó vio a un hombre que le apuntó con un arma de fuego sobre el pecho, mientras otro le quitó la maleta con USD 8 000. Las armados huyeron en dos motos que estaban parqueadas en la calle.

Tres meses después, en el mismo sector, dos armados perpetraron un asalto violento en contra de dos personas.

Esa escena se viralizó en redes sociales y reveló que estas organizaciones delictivas usan motocicletas sofisticadas para escapar. Ahora, en ese sitio se colocó una carpa, donde permanece un agente motorizado que vigila quién entra y sale de la agencia bancaria.

Otros uniformados, en cambio, revisan la cédula y matricula de motociclistas y conductores de vehículos.

La intención es que los asaltantes no usen este tipo de automotores. Por lo general estos grupos operan con cuatro personas. El cabecilla organiza el asalto y ordena que una persona ingrese al banco y seleccione a una víctima. Luego actúa la persona entrenada para apuntar con pistolas, amedrentar y llevarse el dinero.

Un cuarto colaborador espera en moto o auto para la fuga.

En este año, la mayor cantidad de atracos se produjo en Pichincha (Quito), Guayas (Guayaquil), El Oro, Manabí, Los Ríos y Santo Domingo.

Hace nueve días, la Policía conoció otro asalto en el norte de la capital. A Juan le robaron USD 7 100, luego de que saliera de una agencia bancaria, en la avenida 12 de Octubre.

Eran las 14:00. Se trasladaba en su vehículo hasta la casa de su madre, en la av. Colón.

Ahí debía dejar el dinero, pero cuando se estacionó, dos personas se bajaron de una moto y le apuntaron en la cabeza con un revólver.

Juan se quedó inmóvil. Solo pudo decir: “No me hagan daño, por favor”.

Luego, uno de los hombres metió las manos al bolsillo y sustrajo el dinero en efectivo. El asalto duró tres minutos. Luego los sospechosos huyeron en una moto. Ahora, la Policía investiga este caso para hallar a los responsables.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)