16 de September de 2009 00:00

La ruta Sur-Occidental aún causa problemas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Los trabajos en el Corredor Sur-Occidental, en la avenida Mariscal Sucre, en el sur, continúan. En la firma del contrato, realizada en julio de 2008, se ofreció entregar la obra en mayo de este año. Pero el plazo cambió. Hasta ayer, la obra avanza en tres frentes en el sector de Chillogallo, en el sur.

Mientras tanto, las personas que viven en las arterias principales y secundarias de donde se realizan los trabajos se quejan por el retraso. 



Los acuerdos
Las obras se iniciaron en julio del año pasado. En esa fecha se entregaron los anticipos a las dos empresas contratistas: Bueno&Castro y Coandes.
Sin embargo, todavía no hay un acercamiento con las cooperativas de transporte público que circulan por esa avenida.
Construir el Corredor Sur Occidental (Miraflores-Quitumbe) tiene un costo de USD 15 millones. La vía se extiende a lo largo de 13,2 km.Paulina Callejas vive en la calle José López, a dos cuadras del puente de Chillogallo. Ella dice  que las constantes interrupciones en el tránsito vehicular por las obras son un problema.

La joven estudia en la Universidad Central y afirma que por la congestión en el lugar, se demora 20 minutos más de lo habitual.

En el lugar, cinco trabajadores realizan el rebacheo y la repavimentación de la avenida Mariscal Sucre. Por esa razón, el paso está cerrado tres cuadras antes en sentido norte-sur.

Callejas afirma que los moradores del sector han tenido que acostumbrarse a las continuas intervenciones de la constructora Bueno & Castro. “Esta no es la primera vez que se cierra el paso y a la gente no le queda más que esperar hasta que terminen los trabajos en el sitio”.

Para Guadalupe Lara, dueña de un bazar en la avenida Mariscal Sucre, la construcción les ha traído desorden. Según ella, muchas veces los conductores no saben por dónde direccionarse si el paso está cerrado. Incluso -señala- los peatones tampoco saben por qué calle deben cruzar.

Lara asegura que eso se debe a la falta de información. Por eso, sugiere que sería adecuado que las empresas constructoras o la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas coloque señalización.

Los otros frentes en donde también se realizan adecuaciones son en la calle Matilde Álvarez y en la Cóndor Ñan. Los vecinos de la calle Álvarez dicen que en  ese sector no se han sentido mucho los cambios.

Alberto Suárez, uno de los moradores, indica que los  arreglos no causaron molestias. Según él, hubo un par de ocasiones en que la circulación vehicular se cerró, pero  no demoró mucho en volver a la normalidad. Allí, cuatro trabajadores realizan la nivelación y el arreglo de un parterre, que dividirá los carriles.

Ayer comenzó el empate del alcantarillado en la calle Cóndor Ñan. Según los nueve trabajadores que trabajan en el sitio, estaba previsto culminar el trabajo  ayer en la tarde.

Para facilitar el avance de la obra  y la circulación vehicular, dos policías se ubicaron en la intersección para controlar el tránsito y desviar a los buses.

Sin embargo, eso no fue suficiente. Patricio Navas, un conductor, no sabía  qué calle  debía tomar para llegar al sector de San Bartolo. Él dice que ya conoce la ruta por la que debe dirigirse pero que a veces con los cambios en las calles las personas pueden perderse.

Una de las moradoras del sitio que sí está contenta con los trabajos es Marisol Jiménez. Ella vive en el conjunto Palermo a una cuadra de la calle Cóndor Ñan.

La mujer dice que la construcción del corredor es beneficiosa para el sector. Según ella, con eso se disminuirá la bulla y la contaminación. Adicionalmente, señala que se podrá acceder al lugar en horas en las cuales los buses ya no hacen recorridos.

El carril de hormigón por donde irán los articulados está listo desde Chillogallo hasta el túnel de San Diego. Todavía no empieza la construcción de la estación de transferencia de pasajeros en Miraflores.

Este Diario buscó información sobre el porcentaje de avances de la obra; sin embargo, el departamento de la Emmop aseguró que no está autorizado para dar datos sin previa autorización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)