20 de septiembre de 2018 10:49

Rusia dice que los terroristas mantienen su plan de ataque químico en Siria

Imagen referencial. Refugiados sirios se preparan para abandonar Beirut antes del viaje de vuelta a sus hogares en Siria, en el centro deportivo de Beirut (Líbano). Foto: EFE

Imagen referencial. Refugiados sirios se preparan para abandonar Beirut antes del viaje de vuelta a sus hogares en Siria, en el centro deportivo de Beirut (Líbano). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los terroristas del Frente al Nusra mantienen sus intenciones de escenificar un ataque con armas químicas en la provincia siria de Idlib, denunció hoy, jueves 20 de septiembre del 2018, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova.

"Lamentablemente, aún es pronto para hablar de la frustración del guión respaldado por Occidente. Los preparativos (para la puesta en escena) siguen. Al Nusra suministra armas químicas a grupos armados aliados. Ha llegado gas sarín al hospital nacional de Idlib", aseguró Zajárova en rueda de prensa retransmitida en televisión.

Y lo hacen pese al reciente acuerdo entre Rusia y Turquía que canceló los planes del Gobierno de Damasco de lanzar una ofensiva contra el último refugio de la oposición, agregó la diplomática.

Rusia ha denunciado que la organización Cascos Blancos y periodistas de varios canales de televisión de Oriente Próximo y Estados Unidos ya han grabando la puesta en escena de un ataque con armas químicas en Idlib, del que luego acusarán al Gobierno de Damasco.

"Los Cascos Blancos pueden desempeñar el papel protagonista en la escenificación. Según informaciones que nos llegan, cientos de miembros de esa estructura han llegado al territorio de Siria y se han puesto a trabajar bajo el mando de instructores extranjeros", afirmó Zajárova.

Moscú señaló la semana pasada que Al Nusra y los Cascos Blancos preparan un montaje de ataque químico en la localidad de Jisr ash-Shugur, situada a unos 20 kilómetros de la frontera con Turquía.

Las potencias occidentales, con Estados Unidos al frente, denuncian desde hace semanas que el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, prepara un ataque químico contra la población civil de Idlib, último bastión de la oposición siria.

El presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, alcanzaron el lunes en una larga y tensa negociación un acuerdo que suspende la ofensiva anunciada por el Gobierno sirio contra Idlib, que se daba por hecho por el respaldo del Kremlin.

Ambos líderes decidieron crear una zona desmilitarizada de hasta 20 kilómetros de ancho que dividirá las posiciones de las tropas gubernamentales sirias y la oposición armada respaldada por Turquía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)