10 de enero de 2020 17:53

Rusia y occidentales enfrentados por ayuda humanitaria transfronteriza a Siria

Distribución de ayuda humanitaria a los refugiados del campo de Yarmouk, cerca de Damasco, Siria. Foto: EFE

Los combates han aumentado recientemente en poblaciones como Idleb y hay miles de personas que requieren de ayuda humanitaria. Imagen referencial, Archivo EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A pocas horas de la expiración, en la noche de este viernes 10 de enero del 2020, de una autorización internacional que permite una ayuda humanitaria esencial para cuatro millones de sirios, los países occidentales presentaron una enmienda de último momento para preservar este mecanismo aceptando las condiciones de Rusia, informaron diplomáticos.

La votación en el Consejo de Seguridad está prevista para la tarde el viernes.

El texto enmendado prevé el mantenimiento por seis meses, hasta el 10 de julio, de dos puntos en la frontera con Turquía (en Bab al-Salam y Bab al-Hawa) , dijeron fuentes diplomáticas a la AFP , retomando lo que Moscú propone desde diciembre.

También se solicitó un informe al secrtetario general de la ONU, antes de fines de febrero, sobre las posibilidades de compensar el abandono del punto de pasaje de Al Yarubiyah, situado en la frontera con Irak, de acuerdo a las mismas fuentes.

El 20 de diciembre, Rusia, apoyada por China, interpuso un veto (el número 14 desde el inicio del conflicto, en 2011) a una propuesta de Alemania, Bélgica y Kuwait que prolongaba las asistencia por un año y establecía tres puntos de paso, dos en la frontera con Turquía y uno en la de Irak (Al Yarubiyah) .

Estados Unidos calificó de “vergonzoso” ese veto y el secretario de Estado, Mike Pompeo, acusó a Rusia y China de tener “ sangre en las manos ” .

Según un diplomático occidental que pidió conservar el anonimato, Washington operó con torpeza: pidió primero cinco puntos de pasaje de la ayuda, para luego bajar a tres, y sostuvo que Rusia nunca recurriría a un veto.

Vigente desde 2014, la autorización transfronteriza fija cuatro puntos de tránsito (dos en la frontera con Turquía, otro con Irak y un cuarto con Jordania, en Al-Ramtha, inutilizado desde hace largo tiempo) .

“ Posición de fuerza ”
En función de su postura de continuar la ayuda transfronteriza en el norte del país, destinada sobre todo a los sirios recluidos en la región de Idleb, Moscú propuso en diciembre una resolución que prevé una prolongación por seis meses y en los dos puntos de pasaje situados en la frontera turca.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido se opusieron y el texto no consiguió los nueve votos que necesitaba.

El jueves, Alemania y Bélgica elaboraron un nuevo proyecto de resolución que acepta la prolongación por seis meses, hasta el 10 de julio, pero con tres puntos de paso. Rusia mantuvo su propuesta de diciembre.

Moscú está en “posición de fuerza” y pretende que se reconozca que Damasco retomó el control del territorio sirio, dijo un diplomático occidental.

Tras un eventual veto al proyecto germano-belga, no está excluido que este viernes Rusia consiga los nueve votos sobre 15 que necesita.

¿Qué harían en ese caso Reino Unido, Estados Unidos y Francia, que tienen derecho a veto en el Consejo?

En un comunicado difundido el viernes, Amnesty International destacó, como antes otras ONG, la importancia de la ayuda humanitaria internacional para la población de la región de Idleb, donde los combates y los bombardeos han redoblado recientemente. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)