1 de mayo de 2020 14:51

Roces entre asambleístas por impuestos y contribuciones durante primer debate de Ley Humanitaria

Henry Kronfle, del Partido Social Cristiano, el bloque que más se opone a nuevos impuestos y las contribuciones solidarias de empleados y empresas para paliar la crisis derivada del nuevo coronavirus. Foto: Twitter Asamblea Nacional

Henry Kronfle, del Partido Social Cristiano, el bloque que más se opone a nuevos impuestos y las contribuciones solidarias de empleados y empresas para paliar la crisis derivada del nuevo coronavirus. Foto: Twitter Asamblea Nacional

valore
Descrición
Indignado 28
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 14
Roger Velez
Redactor (I)

Si votan a favor de más impuestos, serán exhibidas las fotos de los asambleístas con sus nombres. Esta fue una de las frases que se escuchó hoy 1 de mayo del 2020 en medio del primer debate de la Ley de Apoyo Humanitario en la Asamblea.

La advertencia la hizo Henry Kronfle, del Partido Social Cristiano (PSC), el bloque que más se opone a nuevos impuestos y las contribuciones solidarias de empleados y empresas para paliar la crisis derivada del nuevo coronavirus.

Kronfle, uno de los 33 asambleístas en participar del debate que arrancó ayer y que se retomó esta mañana, aseveró que esta propuesta proviene de algunos sectores y que él la comparte.

"Que se publique en todo el país el nombre del asambleísta con su respectiva foto, el nombre del líder y del partido político al cual se pertenece, el distrito y la provincia a la que representa, si su voto es a favor de más impuestos. Esto con el objetivo de saber si representa al pueblo o al gobierno", dijo.


La advertencia tuvo una respuesta de Ana Belén Marín, del bloque de Alianza País (AP) y aliados. "A mí si me interesa mucho que también saquemos un listado de los asambleístas de los partidos políticos que estamos aupando a los que tienen empresas en paraísos fiscales y también saquemos un listado de los que sacan el dinero del país y que tienen más de 30 mil millones de dólares en activos en el extranjero. También saquemos el listado de quienes quieren que ellos aporten o no", expresó.

También hubo roces entre asambleístas del correísmo que acusaban a los de Creo de defender los intereses de la banca y de grupos económicos, mientras estos les responsabilizan de la aguda crisis económica que atraviesa el país.

Desde el bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), Franco Romero llamó a los parlamentarios a ser "objetivos, responsables y sinceros" en el debate.

"No caigamos en la demagogia que han caído algunos colegas que los escuché con pena ayer en la tarde y en la noche, que se haga esto, que se bajen los arriendos, que se pague lo de acá y que se atienda lo de más allá, pero que no se grave con ningún impuesto a ningún ecuatoriano, eso se llama demagogia, eso se llama trabajar por una candidatura a futuro", expresó Romero.


El asambleísta del BADI planteó que en el proyecto se incluya un mecanismo para la repatriación de capitales y una disposición transitoria "para que se revisen las tablas salariales de todo el sector público no financiero en función de la necesidad económica del país".

Ximena Peña, coordinadora de AP, expresó su preocupación por la salida de divisas. Citó datos del Banco Central y afirmó que el Impuesto a la Salida de Divisas es el único que no ha disminuido en lo que va de la crisis.

Cuando se elaboró el presupuesto, dijo, el Estado planeaba recaudar USD 73 millones en abril de este año, pero hasta el 22 de abril este tributo ha generado USD 74 millones. Eso, pese que la recaudación del IVA por importaciones ha caído en un 62% en comparación con abril de 2019 y el ICE de importaciones, un 93%, agregó.

"Los números de este año 2020 nos muestran que han salido del Ecuador USD 829 millones de nuestra economía. Esto nos pone en una situación sumamente compleja que no se está abordando en este debate y creo que es fundamental que esta ley económica urgente tenga artículos relacionados a establecer un mínimo control para la salida de divisas", añadió.

Al interior del Pleno todavía no hay acuerdos sobre la base para la contribuciones de los empleados y empresas. Para el primer caso, Eddy Peñafiel, de Pachakutik, planteó que esto se aplique desde los sueldos que superen los USD 1000. La bancada de Creo quiere que la base sea USD 2 500.

Otro de los temas en los que hay divergencias es en el cobro de una contribución del 5% para las empresas que en 2019 hayan registrado utilidades por encima de USD 1 millón.

El proyecto incluye reformas laborales, como un mecanismo para contratación emergente, pero es uno de los temas que menos se han tocado en el primer debate.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (10)