2 de mayo de 2020 18:17

Dos ríos de Cuenca entraron en estado alerta y dos están en prealerta, hay reportes de inundaciones

Un puente del sector de Barabón está en riesgo de colapsar por el socavamiento de las bases de su estructura. Foto: Cortesía del Cuerpo de Bomberos de Cuenca.

Un puente del sector de Barabón está en riesgo de colapsar por el socavamiento de las bases de su estructura. Foto: Cortesía del Cuerpo de Bomberos de Cuenca. Foto: Cortesía Cuerpo de Bomberos de Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Manuel Quizhpe
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los ríos Tomebamba y Yanuncay pasaron a estado de alerta este sábado 2 de mayo del 2020 en Cuenca; mientras los afluentes Machángara y Tarqui se encuentran en prealetra. Incluso hay reportes de desbordamientos e inundaciones en algunos sectores de la capital azuaya.

Según datos proporcionados por la Empresa Municipal de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Cuenca (Etapa), hasta las 16:30, los ríos Tomebamba y Yanuncay tienen un caudal de 157 y 66 metros cúbicos por segundo (m3/s), en ese orden. El Tarqui y Machángara están en 27 y 35 m3/s.

Fabián Cazar, gerente de agua potable de Etapa, contó que por los altos caudales se registran problemas de desbordamientos e inundaciones en San Juan de Barabón, a la altura de la Universidad del Azuay, en Chaullabamba, en El Descanso, entre otros sectores de la capital azuaya.


El desbordamiento del río Yanuncay afectó a cuatro viviendas en San Juan de Barabón, perteneciente a parroquia Baños; además un puente está en riesgo de colapsar por socavamiento de las bases de su estructura. En la urbanización Jardines del Río, en Chaullabamba, el agua ingresó a algunas viviendas, reportaron sus habitantes.

Los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Cuenca también atendieron las emergencias en otros sectores de la ciudad como en el Carmen de Guzho, en donde colapsó el sistema de alcantarillado. También estuvieron en las calles Budapest y Londres, cuyas viviendas se inundaron.


Cazar pidió tranquilidad a la ciudadanía porque, al parecer, ha disminuido la intensidad de las lluvias. “Aparentemente el pico del caudal ya pasó, estamos en el tiempo de que empieza a disminuir el volumen, ojalá no haya más daños de los registrados”.

Debido a las lluvias, también se suspendió la producción en la planta de agua potable de Sústag, en Yanuncay. Esto debido a que el agua está demasiado turbia. Por ventaja, dijo, existe reserva. Sin embargo, si la producción no se normaliza hasta la noche de este sábado 2 de mayo, bajaría la presión y pudiera darse cortes temporales.

Pasadas las 17:30 de este sábado 2 de mayo, la lluvia volvió a caer en Cuenca, generando preocupación en los moradores de los sectores cercanos a los ríos de la capital azuaya. Etapa, por su parte, pide a la ciudadanía mantenerse en alerta y tomar las debidas precauciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)