2 de agosto de 2018 00:00

4,5 kilómetros de rieles del Metro de Quito están listos en el túnel

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 136
Daniel Romero. Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la estación Iñaquito del Metro de Quito ya es posible observar los rieles sobre los que circularán los trenes que transportarán a cerca de 400 000 pasajeros diarios, desde diciembre del próximo año.

Hasta el momento están montados 4,5 kilómetros de rieles, en varios tramos de los 22,6 kilómetros con los que contará el Metro.

Son las 09:45 del miércoles 1 de agosto. Un grupo de 10 trabajadores vierte hormigón armado en un tramo del carril sur-norte del túnel del Metro en la estación Iñaquito, en el norte. Una vez que se rellena el espacio que hace falta para nivelar la boca del túnel, a la altura de la plataforma de vía, los obreros retiran el sobrante.

En 24 horas la mezcla se secará y será posible continuar con la colocación del acero que conforma cada riel.

José Luis Guijarro, gerente de Obra Civil del Consorcio Línea 1 del Metro, señala que la colocación del riel debe ser precisa. Ese es el trabajo más complicado de esa fase de construcción. “Cualquier desnivel o elemento mal colocado se convierte en un salto del tren y eso le resta comodidad al pasajero en el viaje. Sería como conducir por una calle llena de baches”, comenta.

El diámetro del túnel del Metro mide 9,8 metros. Para colocar la plataforma de vía es necesario rellenar cerca de una tercera parte de ese diámetro para nivelarlo con los andenes, desde donde los usuarios tomarán los trenes.

El hormigón armado, explica Guijarro, es necesario en la construcción del Metro en Quito por el nivel de riesgo sísmico que tiene la capital.

El funcionario asegura que para noviembre de este año ya sería posible tener un tramo completo de rieles entre El Labrador y Jipijapa. “Actualmente hay intervalos en los que no hay vía, porque se construyen los pozos de bombeo y para las salidas de emergencia”.

Mientras esto pasa en Quito, en Puerto Santander (España) ya está armado el primero de los 18 trenes con los que contará este sistema de transporte. Posee seis vagones y el Municipio tiene previsto que en septiembre próximo arribe a la capital. Los trenes que se movilizarán por la primera línea del Metro tienen una capacidad máxima para transportar a 1 500 pasajeros.

Ese avance no es el único que se ha alcanzado, después de que 15 días atrás el Consorcio y el Municipio de Quito tuvieran un ‘impasse por los pagos. El 17 de julio pasado, Acciona -la empresa española que dirige el Consorcio Línea 1 del Metro- amenazó con paralizar el trabajo de la tuneladora Luz de América, que debía seguir su trayecto desde San Francisco (Centro Histórico) hacia La Alameda, centro-norte.

Este jueves, 2 de agosto del 2018, las autoridades del Municipio, incluido el alcalde Mauricio Rodas, recorrerán el túnel de conexión entre el viaducto 24 de Mayo y la estación San Francisco. Esta estación es la única de las 15 para las que fue necesario un túnel de conexión.

Esto porque las características de movilidad del Centro Histórico, según el Consorcio Línea 1 del Metro, dificultaban el acceso directo desde los buses convencionales.

Por eso, en ambos sentidos de circulación del viaducto se amplió la vía para habilitar playas de parqueo para que los pasajeros desciendan e ingresen a esa conexión. La Empresa Metro de Quito informó que la obra civil en ese túnel ya está concluida.

Para constatar el avance de la obra, se invitó al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno. Esa entidad multilateral aportó al proyecto del Metro con un crédito de USD 250 millones.

Después del recorrido, el representante del BID será nombrado Huésped Ilustre de la ciudad en la iglesia de San Francisco, en el Centro.

Rodas, en su entrevista radial de los miércoles, dijo que la obra general del Metro ya alcanzó el 70% de avance.

Los avances

La apertura del túnel ya presenta cerca del 90% de avance, entre Quitumbe (sur) y El Labrador (norte).

La colocación de la vía está más avanzada en el tramo norte-centro. Esto sobre todo entre las estaciones El Labrador y la del parque La Carolina.

La tuneladora La Guaragua, que inició su recorrido desde El Labrador, ahora se encuentra en la parada El Ejido. Su próximo destino será el pozo de extracción en el parque El Arbolito.

Luz de América, la segunda tuneladora aún en funcionamiento, ya salió de la estación de San Francisco con rumbo hacia la parada de La Alameda.

El costo total de la obra es de USD 2009 millones. Tres organismos multilaterales ya aprobaron los préstamos necesarios para cerrar la brecha en el financiamiento de este proyecto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)