15 de julio de 2019 00:00

La revisión visual impera en los cantones

Los carros que circulan en Ambato son revisados manualmente en el taller municipal. Foto: Modesto Moreta / EL COMERCIO

Los carros que circulan en Ambato son revisados manualmente en el taller municipal. Foto: Modesto Moreta / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Cuenca
y Sierra Centro (I)
ecuador@elcomercio.com 

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En los últimos siete años se han dado cuatro prórrogas. Pese a eso, 159 de los 221 municipios del país aún no implementan los centros de Revisión Técnica Vehicular, como exige la normativa de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

Hay otros 29 que están próximos a la instalación de los centros y el resto sigue en debate sobre las opciones, conociendo experiencias de otros cantones o analizando cómo conseguir el dinero, de acuerdo con la ANT. El financiamiento es el principal problema.

El 28 de mayo, las autoridades de la ANT dieron una quinta ampliación de seis meses, por pedido de los nuevos alcaldes. 11 días antes había vencido el plazo anterior.

Hasta el momento, 33 municipios reemplazaron la revisión visual por una infraestructura adecuada para la revisión técnica. Están ciudades grandes, medianas y pequeñas; estas últimas crearon mancomunidades para manejar el tránsito.

Entre los que incumplieron hay 14 cantones azuayos. Gualaceo, por ejemplo, intentó concesionar la revisión técnica por 10 años. La Empresa Pública de Movilidad (G-Movep) trabajó más de un año en ese proceso, que no fue aprobado.

Los inversionistas iban a invertir USD 1 100 000 y la G-Movep recibiría el 18% de los ingresos. Pero el nuevo alcalde, Gustavo Vera, desechó esa idea por una inversión del Municipio. Se busca un terreno.

Cuando esté listo empezarán los procesos de adjudicación de la construcción de la obra física y el equipamiento, dijo Angélica Guerrero, gerenta de la G-Movep. La inversión prevista es de USD 800 000. Ahora, en Gualaceo se efectúa la revisión visual con un ingeniero mecánico y un técnico.

En la revisión visual, el ingeniero mecánico Iván Conce chequea la nomenclatura del motor, estado de las luces y direccionales, pito y neumáticos. “Pero no sabemos cómo están el motor, líquidos y aceites que son necesarios para la seguridad de los pasajeros y las condiciones del ambiente”.

En el 2018, este centro revisó 13 000 vehículos, que representan el 47% del parque automotor de Gualaceo, que es el segundo cantón más grande de Azuay. El resto matriculó en otros cantones.

Los alcaldes de Cañar, El Tambo, Suscal y Biblián se reú­nen hoy, 15 de julio del 2019, en Quito para recibir asesoramiento. El burgomaestre de El Tambo, Alex Arce, dijo que no saben si harán la revisión como Mancomunidad del Pueblo Cañari.

En Tungurahua, el Municipio de Ambato asumió esta competencia en el 2014, pero aún no cuenta con el Centro de Revisión Técnica. En el 2018 matriculó 59 536 vehículos.

Hasta que implementen el centro, la Dirección de Tránsito solicitó que la inspección visual fuera rigurosa. El servicio interprovincial debe pasar la revisión en los municipios de Guano, Santo Domingo, Rumiñahui o Quito, que poseen centros técnicos.

Según Álvaro Corral, director de Tránsito y Transporte de Ambato, hasta este 15 de noviembre (último plazo) contarán con las instalaciones. La ANT realizará mesas técnicas de trabajo para acompañar a los cabildos en el proceso de instalación del centro.

Corral dijo que realizarán una convocatoria para que empresas interesadas presenten sus propuestas, con los requerimientos exigidos en infraestructura y equipos, y crearán una comisión para revisar las propuestas.

El espacio físico está definido. El centro se construiría en una hectárea de la explanada de Shuyurku, al oriente de la ciudad, y prevén una inversión de USD 1,8 millones. Este Municipio tampoco ha descartado trabajar en conjunto con Pelileo, que está próximo a terminar su centro mecánico.

La extensión del plazo a los cabildos benefició también a los 3 000 taxis. Ayer, Juan Timbela, socio de la Cooperativa Bahía, llevó su vehículo marca Nissan para la revisión visual previa a la matriculación y pasó sin problemas. Él admite que con la revisión técnica tendrá que cambiar de unidad para no tener problemas.

El Municipio de Riobamba busca una alianza con una empresa privada para financiar la adquisición de al menos 10 equipos necesarios para la revisión técnica y para conseguir la infraestructura adecuada.

Según Ángel Astudillo, director de Movilidad del Cabildo, se requieren USD 3 millones para comprar un alineador de paso, analizador de gases y de gasolina y otros equipos. Esta Dirección no tiene ese presupuesto; por eso, una comisión analiza la creación de una empresa y la alianza con un inversor privado. En el 2018 se revisaron 36 000 automotores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)