6 de octubre de 2019 15:09

Una reunión para liberar a militares y policías detenidos se cumple en Nizag

Comuneros mantienen una videoconferencia con la gobernadora de Chimborazo, Luisa Loza, para negociar la liberación de 50 militares y policías retenidos en Nizag, Alausí. Foto: Cortesía.

Comuneros mantienen una videoconferencia con la gobernadora de Chimborazo, Luisa Loza, para negociar la liberación de 50 militares y policías retenidos en Nizag, Alausí. Foto: Cortesía.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 0
Contento 3
Cristina Márquez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A través de una videoconferencia Luisa Loza, gobernadora de Chimborazo y Alexandra Ocles, directora del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, negocian la tarde de hoy, domingo 6 de octubre del 2019, la libertad de 50 militares y policías detenidos en Nizag, una comunidad indígena de Chimborazo

En el diálogo la comunidad expuso sus necesidades de riego, vialidad y obras públicas, así como su preocupación por el incremento en el precio de los combustibles. “Los precios aún no han subido y los valores para niños y discapacitados se mantendrán”, dijo Loza durante la videoconferencia.

La gobernadora también se comprometió a visitar la zona en cuanto concluya el paro, a revisar la atención de Senagua en Alausí y a viajar con los comuneros a Quito para exponer sus necesidades a los ministerios competentes.

Los militares, 38 voluntarios y nueve oficiales de la Brigada Blindada Galápagos, permanecen retenidos desde la mañana de ayer, sábado 5 de octubre. Ellos se movilizaban desde Riobamba hasta Zhud en un convoy que movilizaba alimentos cuando fueron detenidos por los comuneros.

A los militares detenidos se sumaron tres policías, entre ellos el coronel Fernando Torres, comandante de policía de la zona seis. Los gendarmes llegaron a la comunidad para pedir la liberación de los militares cerca de las 16:00, cuando también fueron retenidos.

En redes sociales circularon fotografías que mostraban a los militares con heridas, sin embargo, los comuneros negaron una actitud violenta. “Incluso les dimos de comer y aquí están, sanos y salvos. Es falso que hayan sido golpeados”, dijo un dirigente en un video enviado a El Comercio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)