Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Dos árboles en un talud de la av. Simón Bolívar fueron retirados este 11 de enero del 2020

Los árboles que tenían expuestas sus raíces en el talud de la avenida Simón Bolívar fueron removidos, por representar un riesgo para los conductores que transitan por esa vía de Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Los árboles que tenían expuestas sus raíces en el talud de la avenida Simón Bolívar fueron removidos, por representar un riesgo para los conductores que transitan por esa vía de Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Los árboles que tenían expuestas sus raíces en el talud de la avenida Simón Bolívar fueron removidos, por representar un riesgo para los conductores que transitan por esa vía de Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Media hora se demoraron los trabajadores de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) en retirar dos árboles de la cima del talud ubicado en el kilómetro 1+400 de la avenida Simón Bolívar, frente al mirador de Cumbayá, en el oriente de Quito. Lo hicieron la mañana de este sábado 11 de enero del 2020.

De esa zona fue retirada la gran roca por la que se montó un operativo y se cerró el paso vehicular el miércoles anterior, causando incomodidad entre los conductores y usuarios del transporte público.

Desde las 08:00 de este sábado, ocho obreros ingresaron a la zona en donde se encontraban los árboles. Dos técnicos inspeccionaban los trabajos. Al sitio también acudió Fernando Pazmiño, gerente de Obras Públicas de la Epmmop. “Talamos los árboles con mayor riesgo. Ahora se planifica limpiar el talud y verificamos”, explicó.

Los árboles se encontraban a 55 metros de altura sobre la vía. El objetivo a futuro es retirar otras tres piedras más pequeñas que se encuentran allí y la vegetación.

Estos trabajos se hacen para evitar desgracias como la del pasado 2 de enero cuando una gran roca cayó de un talud sobre un vehículo, causando la muerte de una persona. Otras tres quedaron heridas.

Durante los trabajos, los técnicos utilizaron motosierras y cuerdas para retirar los árboles. Los vehículos circularon con normalidad.