15 de marzo de 2020 00:00

Rene Ortiz: ‘Gestión de Sacha pasará a un privado hasta junio’

René Ortiz, ministro de Energía. Foto: EL COMERCIO

René Ortiz, ministro de Energía. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 22
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Mónica Orozco
Editora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista a René Ortiz, ministro de Energía 

¿Cuál es el escenario petrolero global y local?

El mundo ya venía decreciendo desde antes. Pero se estaban haciendo los ajustes y se preveía un cambio en la tendencia y un crecimiento para el 2020. Si la economía mundial crece, sube el consumo de energía y, con ello, el de petróleo. Eso también era resultado de la acción de la OPEP, con un acuerdo de reducir 1,2 millones de barriles diarios. A ese acuerdo se sumaron otros países como Rusia y del área del mar Caspio, en lo que se llamó OPEP+, lo cual permitió llegar a 1,8 millones de barriles. Y funcionó, ya que el precio del petróleo fluctuó entre USD 50 y 60 por barril. Pero en diciembre aparece el coronavirus y todo cambia. La paralización de actividades, que inició en la ciudad industrial de Wuhan y que se ha extendido a otros países, ha hecho que los inventarios de crudo se acumulen. Eso produce un nerviosismo brutal. Arabia Saudita planteó la reducción de medio millón de barriles más. Rusia primero aceptó, pero luego no siguió. Ahora el WTI, que sirve de referencia para Ecuador, está en USD 31.

¿Qué implica para el país?


El crudo ecuatoriano sufre un castigo por calidad, de USD 6 o 7 por barril. Considerando eso, el precio está en USD 24 o 25 por barril. Si el costo de producción es de 19,5, quiere decir que aún podemos producir sin perder. Otra cosa es para las compañías privadas que tienen un contrato y reciben una tarifa del Estado para producir. Cada contrato es diferente, pero las tarifas están, en promedio, por encima de USD 30. Los contratos permiten que el Estado acarree deuda cuando baja el precio del crudo, bajo la cláusula ‘carry forward’, con la cual arrastramos una deuda de USD 800 millones.

¿Qué se está haciendo para atender ese tema?

Nos vamos a sentar a conversar para hallar formas de resolver el problema.

¿Coincide usted con JP Morgan en que el precio internacional del crudo podría caer a USD 22?

Me parece un escenario alarmante. No he visto que otros actores se hayan hecho eco de ese escenario, que sería bastante peligroso.

¿La caída de precios será de corto plazo?


Es difícil saber, pero yo creo que sí. Sería hasta junio.

¿A qué precio debería ajustarse el presupuesto?

Se está ajustando la proyección, pero podría ser USD 30, aun cuando desde junio comience a crecer. La recuperación siempre es más lenta que lo que suelen ser las caídas.

¿Cuál es el plan frente a esa crisis?

La industria petrolera puede dar soluciones de corto plazo y el crudo de Ecuador es apetecido en el mercado. Entonces, hay que producir. Yo he dicho que hay que explotar todos los recursos naturales posibles. Caso contrario, es como tener un Rolls Royce en el subsuelo. Pero producir requiere capital intensivo. Petroamazonas, que es la firma más grande del país, ha sido gravemente lesionada en su presupuesto y hoy depende del fisco y la empresa no es la prioridad número uno del fisco. Considerando eso, la industria debería dar ese paso hacia el manejo privado e ir hacia la monetización.

¿Privatización?

No. Con la monetización, se traspasa la administración no la propiedad del bien.

¿Qué bienes?

Sacha y otros más por definir. Sacha podría dar 25 000 barriles extras al día, pero necesita inversión y el Estado no tiene plata.

¿Qué está pendiente para concretar ese proceso?


Está listo el borrador de reforma al reglamento. Es un ajuste que requiere de un Decreto, no de una reforma de la Asamblea. Eso permitirá ampliar que la empresa privada no solo participe aumentar la producción actual sino explorar y ampliar reservas.

¿Bajo qué figura?

El actual contrato de participación por servicios específicos donde se le paga una tarifa por barril a una empresa no es atractivo. Si cae el precio, además, el riesgo es 100% del Estado. En cambio, uno de participación comparte el riesgo con los privados. Con ese modelo, el Estado y la compañía se reparten la producción. La firma que ofrezca más participación al Estado ganará el concurso.

¿Incluirá un pago anticipado para el Estado?


Esa es la aspiración.

¿De cuánto? Se ha hablado de USD 1 200 millones.

Eso se definirá en el concurso, pero es una expectativa.

¿Cuándo se lanzará la licitación?

En estos días.

¿Cuándo se adjudicará?

Hasta junio de este año.

En Ishpingo se preveía explotar las plataformas A y B de nueve que hay. ¿Usted ampliará ese plan?

Hasta noviembre entrarán A y B. Ahora están dos, pero tenemos que trabajar las otras en el 2021 por el mismo criterio: necesitamos del recurso, monetizar ese recurso y que sirva para combatir la crisis.

¿Tiene otra prioridad?

En lo petrolero elaborar los términos de referencia y la licitación para repotenciar y generar nuevas unidades de proceso en la Refinería Esmeraldas. En lo minero, destrabar lo que está detenido (Loma Larga y Río Blanco). Y en el eléctrico, monetizar Sopladora y otros proyectos.

Formación. Es Ingeniero. Se ha desempeñado como catedrático y ha ocupado cargos como decano de Ingeniería Industrial de la Espe-FFAA.

Experiencia. Exsecretario de OPEP, exministro de Energía y fundador y extitular de la Asociación de la Industria Hidrocarburífera. Consultor internacional en energía. Ha sido miembro del Directorio de la Cámara de Comercio de Quito y vicepresidente del Consejo de Cámaras de Producción. Ministro de Energía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (11)