17 de julio de 2020 13:39

Adrián Muñoz y Édison Sotomayor, dos religiosos que ayudan a los guardias de seguridad que están impagos

Los religiosos Adrián Muñoz y Édison Sotomayor recogieron víveres para ayudar a guardias de seguridad en medio de la pandemia. Fotos: cortesía.

Los religiosos Adrián Muñoz y Édison Sotomayor recogieron víveres para ayudar a guardias de seguridad en medio de la pandemia. Fotos: cortesía.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Se activaron al interior de sus comunidades religiosas y recogieron víveres para ayudar a los guardias privados que no han dejado de trabajar en la pandemia y que no han podido cobrar sus sueldos puntualmente.

La iniciativa nació de Adrián Muñoz y de Édison Sotomayor, dos religiosos de distintas Iglesias.

Muñoz se coloca un traje de bioseguridad y mascarilla y recorre el sur de Quito. Así entrega kits en los domicilios de personas que se han contactado con él y han señalado que no tienen alimentos. Antes de iniciar con el periplo conversa con este Diario.

Dice que desde que inició la emergencia sanitaria por el covid-19 ha entregado 300 fundas con arroz, aceite, atunes y otros productos no perecibles a diferentes grupos que necesitan, como los guardias.

Tania Enríquez, integrante de la Federación de Trabajadores de la Seguridad, le pidió su ayuda para aliviar la situación de compañeros con urgencias económicas.

El pastor Adrián Muñoz cuenta que su suegro fue desvinculado de una empresa de seguridad sin que le cumplan con sus honorarios y la liquidación, a pesar de que trabajó durante la pandemia en un hospital que funciona en el centro-norte de la capital.

Además de los alimentos, en las fundas se colocan extractos de la Biblia. “Es para alimentar el alma”. Dice que la ayuda se entrega a todos, sin importar la religión.

Desde la Iglesia Católica también hubo un mensaje de solidaridad. El padre Sotomayor pertenece a la Arquidiócesis de Quito y dirige la parroquia Nuestra Señora de La Paz, en el norte de Quito.

Los fieles de este lugar coordinaron con el religioso la entrega de donaciones y realizaron el armado de los kits alimenticios.

Sotomayor dice que la idea surgió luego de que se enteraran de que los guardias que custodian los edificios cercanos no recibían sus remuneraciones a tiempo.

Cuenta que compró arroz, leche, atún, una bolsa con chocolate, fideos, azúcar, caramelos, avena y sal, para entregar los celadores.

En hojas membretadas lleva un registro de las ayudas. Hasta el pasado miércoles eran 32 guardias o sus familiares que retiraron los productos.

Desde la parroquia se ha coordinado la entrega de unos 500 kits adicionales para extranjeros y gente en situación de calle.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)